8/7/09

ACTIVIDADES VERANIEGAS

Creo que me he tomado demasiadas vacaciones, pero lo cierto es que he tenido la cabeza en otras cosas y no podía sentarme y escribir así como así. El verano es un tiempo en que relajamos las costumbres, relajamos los cuerpos y los pensamientos, hacemos planes que luego se esfuman, y tratamos de ponernos al día en miles de asuntos atrasados, de esos que siempre se dice "lo haré en cuanto tenga tiempo", y luego casi nunca lo hacemos, no por falta de tiempo, sino por falta de ganas o porque ya no es necesario, o por que es inoportuno.
Lo cierto es que quería escribir sobre unas cuantas cosas vividas estos días pasados, pero lo fui dejando...

Una experiencia inolvidable de este mes de junio pasado ha sido la ópera. Me he dado el lujazo de asistir a la tetralogía wagneriana del Anillo del Nibelungo, programada en Valencia en el Palau de les Arts. Muchos han hablado del tema y bastante mejor de lo que yo podría hacerlo de su parte técnica, asi que remito a otros blogs:

http://elblogdeatticus.blogspot.com/2009/07/el-anillo-del-nibelungo-en-valencia.html
http://llevamealaverbena.blogspot.com/2009/06/placido-otra-vez-placido-todavia.html




Contaré mis impresiones personales, a mi manera. Ha sido emocionante, sobre todo por la música y por la historia en sí, que es muy muy atractiva. Aunque soy aficionada a la ópera, no tengo tantos conocimientos técnicos al respecto, sólo sé si me emociona o si no. Wagner alargaba demasiado sus óperas, ya que él consideraba que lo merecía, y además para él aquello no era sólo música, sino "arte total", música, teatro, literatura, filosofía, imágenes artísticas...Y en cierto modo, es así. pero Wagner no tenía sentido del límite y realmente, algunos pasajes bajan de interés o se hacen algo pesados, al ser cantados sólo por una persona y durante largo tiempo. Me imagino que esto algunos lo considerarán como una herejía, pero no me asusta ser hereje...
La historia de los Nibelungos, el tesoro robado a las Ninfas del Rhin, y luego por los Dioses y los Gigantes, la creación de la pareja humana Siegmund y Sieglind, los Walsungos, destinada al fracaso, pero también al amor, cuyo fruto es Siegfried, el héroe, el hombre sin miedo, que acaba con el dragón y recupera el tesoro nibelungo, y despierta a Brunehilde, la durmiente walkiria, ...todo ello es emocionante y atractivo, y si además lo presencias en directo y con una maravillosa música y voces divinas, pues es una gozada. Es un tema sobre el que he leído bastante, he escuchado distintas versiones de la ópera, he leído en la biografía de Wagner cómo se gestó y lo que le costó a Wagner producirlo, y claro, todo ello me lleva a disfrutar aún más con una actuación como ésta.


La parte negativa sería, si somos realistas, en que hacía mucho calor, las actuaciones eran largas, y la escenografía, a cargo de la Fura dels Baus, grupo que considero más circense o artísitico en otro sentido muy distinto del operístico, ha contribuído a que en algunos momentos me enfadara un poco, ya que pensaba que estropeaban la ópera con tanto artilugio, tanta proyección de colores en movimiento, y esas ropas contemporáneas del final, que, si bien comprendo su simbología -o creo comprenderla- me perturban y fastidian la atención.


Pero bueno; los cantantes han cumplido bien, Plácido Domingo, a pesar de sus años, hizo un maravilloso Siegmund, y Zubin Metha, el gran director de Bombay nos satisfizo completamente.
Otro día contaré sobre mis lecturas, que están siendo muchas....




























3 comentarios:

Andromeda dijo...

¡Hola, Ariodante!
Me gusta la ópera pero nunca he visto El anillo del Nibelungo. Me encantaría hacerlo porque conozco la historia (desde hace tiempo quiero releer el libro).
Gracias por compartir la experiencia.
¡Un saludo!

ARIODANTE dijo...

Hola, Andrómeda, (¡cuanto tiempo sin hablar!)Oye, el libro que tu has leído ¿es EL Cantar de los Nibelungos o cuál es? Porque es bastante diferente del libreto de la ópera. En realidad, al Cantar sólo se ajusta y no del todo, la última parte de la tetralogía: El Ocaso de los dioses.

Andromeda dijo...

Sí, leí El anillo del Nibelungo en una versión íntegra y bilingüe hace varios años (tengo que volver a conseguirla, porque ese libro era de mi padre, absoluto admirador de Wagner).
También leí El cantar de los Nibelungos (editorial Porrúa).

¡Saludos!

Etiquetas

 Mis Reseñas (1) Antología (3) Anuncios y Notas (1) arqueologico (1) arte (1) Artículos literarios (2) Articulos viajes (1) autobiografía (5) Cartas (2) ciencia ficción (1) Clásicos (1) Comentarios Artísticos (8) Comentarios Cinéfilos (11) Comentarios Cotidianos (7) Comentarios especiales (9) Comentarios Literarios (5) Comentarios Nostálgicos (6) comentarios poéticos (3) Comic (1) Cómic (2) Conferencias (1) cuento (2) Cuentos Ilustrados (1) Drama (1) ensayo (11) Ensayo arte (1) Ensayo biografico (13) ensayo histórico (6) Ensayo literario (6) Ensayos arte (1) Entrevistas (2) Eventos (33) Eventos artísticos (2) Eventos Literarios (35) libro ilustrado (2) Libros de viajes (3) literatura viajes (3) lliteratura de viajes (1) Memorias (3) Microrrelatos (1) Mis lecturas (9) Mis Reseñas (461) mitologia (1) mitología (2) naval (1) Notas (1) Novela (64) novela aventuras (11) Novela biográfica (6) novela ciencia ficcion (1) novela corta (11) novela de viajes (1) novela decimonónica (7) novela del oeste (3) Novela épica (1) novela fantástica (3) novela historica (32) Novela histórica (29) Novela histórica naval (17) novela intriga (17) novela japonesa (2) Novela polciaca (7) Novela policiaca (4) novela psicológica (1) Otros (1) POESIA (1) poesía (4) Recomendaciones literarias (2) Reflexiones literarias (1) Relato (8) relato histórico (1) relatos (10) Relatos Oeste (1) Relatos. (13) Relatos.  Mis Reseñas (3) Reportaje (1) reportaje biográfico (2) reportaje viajes (3) reseñas (1) Reseñas (1) Teatro (1) Textos Memorables (4) Thriller (6) Western (7)

Seguidores

Follow by Email

Archivo del blog