13/2/10

PHILIP ROTH / PATRIMONIO


Philip Roth (Newark, New Jersey, 1933), autor norteamericano de origen judío, prolífico en sus publicaciones literarias, el más premiado de su generación, creador del personaje Zuckermann, su alter ego, y muy aficionado a reproducirse en sus personajes, o a reproducir parte de sus vivencias o experiencias personales en sus novelas. También, como casi todos los autores judíos, la reflexión sobre el mundo judaico es inevitable y siempre gravita sobre cada una de sus novelas.
Patrimonio, obra con la que obtuvo el National Book Critics Circle Award en 1991, es por excelencia, una novela autobiográfica, cuyo eje radica en la biografía de su padre. Efectivamente, como reza el subtítulo, es una historia verdadera. Pero lo que más le interesa a Roth no es tanto la contarnos la vida de un personaje real, su padre, como su propia relación con él en sus últimos años, y sus reflexiones sobre la vida y la muerte, el dolor y la enfermedad, cómo afrontar la vejez, en suma. La narración sigue su estilo habitual, de saltos temporales, yendo y viniendo al pasado para contarnos los recuerdos de su padre y los suyos propios, y volviendo al presente, para reflexionar en voz alta. Comienza a los ochenta y seis años de su padre, Herman, agente de seguros jubilado, tras el descubrimiento de un tumor cerebral, que le ha producido una parálisis facial. Las mujeres de su vida: el recuerdo de su esposa mientras vivió, y su amiga actual, entran y salen en la narración, para ilustrarnos sobre el carácter sus relaciones y su posición en la vida. Philip es su hijo menor, escritor, sin hijos tras varias uniones desafortunadas, y se ocupa de investigar qué posibilidades tiene. Sandy, el hijo mayor, casado y con dos hijos, es informado a distancia de los pasos.

Con su humor habitual, Roth consigue que incluso lleguemos a la carcajada ante sus descripciones de la vida rutinaria de su padre en una especie de residencia de apartamentos para jubilados, donde cada uno conserva su independencia pero se reúnen para picnics, fiestas, actividades lúdicas, etc. Describe lo terrorífico de la vejez de tal modo que hasta nos arranca la sonrisa. Por supuesto, la moneda tiene dos caras, y en otros momentos podríamos llorar ante lo que nos hace leer. Un pequeño concierto entre los miembros de la residencia otoñal nos es descrito así: La interpretación era tan alarmante como heroica, igual que si aquellos cuatro ancianos estuvieran tratando de desatascar un automóvil del barro, empujando con todas sus fuerzas; y la música no siempre sonaba, desde luego, a cuarteto de cuerda de Haydn, pero al final del primer movimiento todo el mundo aplaudió entusiasmado,(...) y el público se levantó, con intención de trasladarse a la mesa con los refrigerios.

A pesar de las peculiaridades norteamericanas, la cultura judía, las costumbres, etc. lo que nos cuenta Roth es universal. Llegados a la cincuentena, casi todos tenemos más o menos que bregar con los mismos problemas con los padres, la enfermedad y la vejez. Y nos vemos ante las mismas terribles decisiones a adoptar frente a similares o idénticas situaciones, debatiéndonos entre nuestro papel de hijos y un nuevo papel de padres de nuestros padres, convertidos en hijos de nuevo. Ahora,- nos dice el autor- en lugar de sentirme hijo de agente de seguros, me sentía yo agente de seguros, como si acabara de venderle una póliza a un cliente que sólo muriéndose podía salir ganando. Ante la actitud decaída de su padre, Philip le propone pasear y él, como un niño enfadado, se niega. Entonces le dije una frase que nunca en mi vida le había dicho: “Haz lo que te estoy diciendo: ponte un jersey y los zapatos de andar”. Y la frase funcionó. Yo tengo cincuenta y cinco años y él casi ochenta y siete, y estamos en 1988. “Haz lo que te estoy diciendo”, le digo, y lo hace. Es el fin de una era, y el comienzo de otra.


Por otra parte, reflexiona ante el tema de los recuerdos familiares, ésos que cuando éramos jóvenes hemos desechado como trastos viejos, y que de mayores aceptamos como el vínculo con el pasado: recordamos a nuestros familiares perdidos por los objetos que nos quedan de ellos, los que ellos usaron; la obsesión de Roth por el cuenco de afeitar de su abuelo, que su padre guarda como recuerdo en casa y que finalmente le regala; la obsesión del padre de ir traspasando objetos a los hijos antes de morir, como casi todos nuestros padres y abuelos, que nos han llenado la casa de piezas cuasi arqueológicas como una manera de seguir viviendo con nosotros.

Es una novela que puede resultar muy penosa si no se le sabe encontrar el tono, que lo tiene, en un difícil equilibrio entre el drama y el humor. Conmovedor y corrosivo, Roth nos llega al alma. No es la única novela de Roth en la que el humor juega una partida con la muerte, o con la enfermedad. Es un tema recurrente en su literatura, pero en este caso es más fuerte el contraste porque sabemos que está hablando de su padre y la emoción que pone en ello.

6 comentarios:

Isabel Romana dijo...

No he leído este libro, pero el autor me gusta. Tiene garra. Besos, querida amiga.

Andromeda dijo...

Yo aún tengo pendiente al autor. Me gustó mucho tu reseña, Ariodante, espero encontrarle el tono al libro cuando llegue el momento.
Un abrazo.

María dijo...

No he leído nada de este autor. Quizá se me quitaron las ganas cuando vi Elegy de Isabel Coixet y que dijo que estaba basado en una novela de Roth. Me gustaba la época anterior de Isabel Coixet. Actualmente no disfruto tanto de su cine.
Pero lo que cuentas del libro...me atrae...quizá tenga que darle otra oportunidad a Roth.
Un abrazo!!

Arturo dijo...

Hola Ariodante,
En Hislibris hemos tenido recientemente un intercambio de opiniones sobre Philip Roth. Seguramente lo has visto, pero por si acaso:

http://www.hislibris.com/foro-new/viewtopic.php?t=4632&postdays=0&postorder=asc&start=150

Saludos.

Gww dijo...

Hola Ariondate. Tengo pendiente este libro de Roth que por lo que cuentas es otra obra estupenda.

Dado que Roth es un escritor de la memoria y la mayoría de sus libros tratan de reconstruir un mundo, esta historia parece especialmente apropiada para él. Y no dudo que su lectura resulte dura.

Un abrazo

ARIODANTE dijo...

Hola a todos! Estuve unos días desconectada, pero ya he vuelto. Roth en general, es un autor muy recomendable, aunque mantenga unas constantes sus libros son variados e irregulares, pero en general con un buen tono. Por eso es importante saber por cuál empiezas a leerle, porque no todos son iguales. A mi me parece que "La conjura contra América" es perfecto para empezar con él.
María, no sé si es el autor adecuado para tus gustos. Yo te recomendaría muchísimo otro autor, si no le conoces, que es Amos Oz. Por ejemplo "Mi querido Mijael" o "No digas noche."
Hasta ahora no he visto ninguna buena peli basada en obras de Roth. "La mancha humana", por ejemplo, que es un buen libro, en cambio es una peli espantosa. No he visto nada de Coixet.
Hola Arturo! Gracias por el enlace. Lo miraré en cuanto pueda, he de ponerme al día en breve.
Hola, GWW! Si, la lectura de este libro en algunos momentos es dura, y más cuando te das cuenta de que tú estás viviendo eso o lo acabas de vivir o lo tienes muy cercano.

Etiquetas

 Mis Reseñas (1) Antología (3) Anuncios y Notas (1) arqueologico (1) arte (1) Artículos literarios (2) Articulos viajes (1) autobiografía (5) Cartas (2) ciencia ficción (1) Clásicos (1) Comentarios Artísticos (8) Comentarios Cinéfilos (11) Comentarios Cotidianos (7) Comentarios especiales (9) Comentarios Literarios (5) Comentarios Nostálgicos (6) comentarios poéticos (3) Comic (1) Cómic (2) Conferencias (1) cuento (2) Cuentos Ilustrados (1) Drama (1) ensayo (11) Ensayo arte (1) Ensayo biografico (13) ensayo histórico (6) Ensayo literario (6) Ensayos arte (1) Entrevistas (2) Eventos (33) Eventos artísticos (2) Eventos Literarios (35) libro ilustrado (2) Libros de viajes (3) literatura viajes (3) lliteratura de viajes (1) Memorias (4) Microrrelatos (1) Mis lecturas (9) Mis Reseñas (483) mitologia (1) mitología (2) naval (1) Notas (1) Novela (69) novela aventuras (13) Novela biográfica (6) novela ciencia ficcion (1) novela corta (14) novela de viajes (1) novela decimonónica (7) novela del oeste (3) Novela épica (1) novela fantastica (1) novela fantástica (3) novela historica (36) Novela histórica (30) Novela histórica naval (17) novela intriga (17) novela japonesa (2) Novela polciaca (7) Novela policiaca (4) novela psicológica (1) Otros (1) POESIA (1) poesía (4) Recomendaciones literarias (2) Reflexiones literarias (1) Relato (8) relato histórico (1) relato mitologico (2) relatos (12) Relatos Oeste (1) Relatos. (15) Relatos.  Mis Reseñas (3) Reportaje (2) reportaje biográfico (2) reportaje viajes (3) reseñas (1) Reseñas (1) Teatro (1) Textos Memorables (4) Thriller (6) Western (7)

Seguidores

Follow by Email

Archivo del blog