5/11/10

SUEÑOS Y RESPONSABILIDADES

Reseña publicada en: http://www.libros2.ciberanika.com/desktopdefault.aspx?pagina=~/letras/s/P05996.ascx

Delmore Schwartz (Brooklyn, N.Y.,1913-1966) novelista, crítico y  sobre todo poeta neoyorquino,  nacido en el seno de una familia de origen judío proveniente de Europa, llevó muy mal el divorcio de sus padres, ya que aún tenía nueve años cuando ello ocurrió; más tarde, la prematura muerte de su padre también le afectó mucho. Estudió en Columbia, Wisconsin y NuevaYork. En el 59 recibió el Premio Bollingen, de poesía.
El que reseñamos hoy es su relato más logrado, que le llevó a la fama, colocando el listón muy alto desde su comienzo. Continuó escribiendo relatos y poemas y publicando en  Partisan Review y The New Republic, revistas ambas editadas por él. Sus dos mayores influencias fueron Rimbaud y Baudelaire. También tuvo relación con Eliot, Dylan Thomas, Ezra Pound, Djuna Barnes, y el mundillo literario del momento. Casado dos veces sin éxito, comenzó a implicarse en la bebida y las drogas, hasta el punto de ser internado en un psiquiátrico por sus amigos Saul Bellow y otros, que recaudaron fondos para él. Conoció a Bellow en Princeton, donde impartió clases de literatura. Ambos tenían muchos puntos en común y Bellow le reconocía su valía. De hecho, fue pensando en él que escribió El legado de Humboldt; el personaje Humboldt Fleisher está inspirado en Schwartz. También tuvo relación con un joven Lou Reed, alumno suyo en la facultad, que en sus canciones inmortalizó algunos de sus poemas. Posteriormente, tuvo recaídas en su esquizofrenia y manías persecutorias hasta que murió en soledad en un hotel de Manhattan.

El relato En los sueños empiezan las responsabilidades, escrito a los veinticinco años, revela sus traumas infantiles sobre el divorcio de sus padres: es una recreación de cómo su padre propone matrimonio a su madre, a la vez que refleja el futuro divorcio y las costumbres del medio social al que pertenecían ambos, emigrantes judíos que intentan integrarse en América. En muy pocas palabras (el relato en sí son veintisiete páginas) traza una imagen onírica, utilizando la metáfora del cine, de la pantalla cinematográfica, para visualizar lo que pudo haber sido esa breve relación de la que años después emergería su presencia viva.

El librito está ocupado en su mitad por el relato de Schwartz y la otra mitad por el Epílogo. Pues bien, casi tan interesantes o más que el propio relato me han parecido las reflexiones vertidas en éste último. Sus comentarios sobre el autor, sus reflexiones sobre determinados momentos álgidos del relato, como la sesión fotográfica, metáfora de la relación sexual, la mirada perdida hacia el océano, en Coney Island, su comportamiento aún como inmigrantes y no como nativos, la relación de Europa con América, la idea de “europeizar América”. La idea de la playa como desembarco confrontada a la playa como espacio lúdico; la traslación de la pantalla del cine a la ventana abierta, la metáfora del labio de nieve, la mezcla de sueño y realidad, de presente y de futuro, de imaginación y de deseo. Todo ello nos conforma un universo poético y a la vez nos trasmite una sensación de inquietud, de desasosiego, que al parecer es lo que imprime un sello característico en toda su obra, de la que hasta ahora sólo he podido apreciar esta pequeña muestra. Sergio Codou, en su artículo El enemigo en el espejo, nos traza una interesantísima visión de Schwartz, de su obra y su vida torturada por sus aprensiones, sus metas y sus fracasos, sus amigos y sus críticos :  "Desaseado y magnífico",-nos dice Codou- cosmopolita, radical, leyendo a Rilke, Trotsky, Pound, Delmore Schwartz era la encarnación misma de la "inteligentsia" neoyorquina. Respecto a este relato, nos dice que “entre los lectores que más apreciaron la historia estaba Vladimir Nabokov, quien lo señaló como uno de "sus seis relatos favoritos dentro de la literatura moderna". Gracias a la publicación de este libro Delmore fue adorado tanto por la crítica especializada como por sus pares”.
Una lectura para leer en media hora y reflexionar indefinidamente.



31/10/10

CITA NOCTURNA CON JULIEN GRACQ

EL REY COPHETUA
Julien Gracq, seudónimo de Louis Poirier (Saint-Florent-le-Vieil, 1910-Angers, 2007) escritor francés, también profesor de Historia y geografía, es el autor de este relato. Gracq, que eligió ese seudónimo por considerarlo estéticamente relevante, conoció a Breton en los años 30 y fue introducido al surrealismo, como también lo fue al Partido Comunista francés, del que abandonó pronto sus filas, en cuanto comprobó las costumbres de Stalin. La fama le llegó con el provocador artículo La litterature à l’estomac, en la que criticaba los premios literarios y la devaluación comercial de la literatura. De hecho, en 1951 rechazó el premio Goncourt que le fue concedido ese año.
Relacionado por muchos autores con el surrealismo, aunque en realidad de surrealista sólo tiene el espíritu, en mi opinión. Cercano a Kafka, por una parte, a Buzzati, por otra, a Coetzee, según otros, en fin,...yo diría que es inclasificable, que se parece a sí mismo, que es el mejor elogio que podemos hacerle a un artista.

En el prólogo, Jesús Ferrero nos habla del mito o la leyenda del rey Cophetua, al parecer procedente del folklore sajón, y citado en varias obras de Shakespeare, Tennyson, Hoffmansthal y que inspiró la famosa pintura de Edward Burne-Jones que ilustra la portada del libro. En esencia, se trata de un rey misógino pero que viene a caer perdidamente enamorado de una mendiga, eso sí, bellísima.

Destaca también Ferrero el tema, habitual en Gracq, de la espera. Nada existe sino mi espera- dice el protagonista- De repente, la noche serena es como una puerta que se abre. El protagonista y casi único personaje, acude desde París a una cita con un antiguo amigo músico, en una mansión apartada y rodeada de bosques y naturaleza, cercana al mar,  Braye-la-Fôret. Es el día de Todos los Santos, noche propicia para reflexiones e inquietudes, oscuridades y misterios. Pero el amigo no aparece y el anónimo protagonista sólo encuentra una mujer –una mujer, es decir, un interrogante, un puro enigma- misteriosa, envuelta en las sombras de una casa a oscuras tras una fuerte tormenta. El lejano retumbar de bombardeos –la guerra aún no ha terminado- es omnipresente en sus oídos y se mezcla con el rugir de la tormenta o del viento entre la floresta y el mar.  La sensaciones del hombre ante esa soledad crepuscular, ese arcano y esa mujer, a la que cree una sirvienta, pero a la vez intuye como una posible amante del amigo, -y aquí interviene el tema Cophetua- le originan un deseo y una atracción irrefrenables. A lo largo de una tarde y una noche de larga e infructuosa espera, emociones, recuerdos, imaginaciones, miedos, deseos y sobre todo, una gran melancolía, impregnan todo el relato, que resulta casi proustiano, en cuanto a su introspección, pero en mi opinión altamente poético, por su lenguaje.  También otra idea se puede destacar, una idea que en otras narraciones de Gracq se desarrolla más ampliamente, y es la noción de frontera no tanto física, sino de  alguna clase de límite donde el protagonista se ve situado, y más allá del cual las nociones habituales pierden su vigencia, las situaciones se vuelven imprecisas y lo racional se diluye en una vaga y oscura irracionalidad.
La edición, como todas las de Nocturna, está cuidadísima, es elegante y delicada. La difícil traducción, impecable.

Etiquetas

 Mis Reseñas (1) Antología (3) Anuncios y Notas (1) arqueologico (1) arte (1) Artículos literarios (2) Articulos viajes (1) autobiografía (5) Cartas (2) ciencia ficción (1) Clásicos (1) Comentarios Artísticos (8) Comentarios Cinéfilos (11) Comentarios Cotidianos (7) Comentarios especiales (9) Comentarios Literarios (5) Comentarios Nostálgicos (6) comentarios poéticos (3) Comic (1) Cómic (2) Conferencias (1) cuento (2) Cuentos Ilustrados (1) Drama (1) ensayo (11) Ensayo arte (1) Ensayo biografico (13) ensayo histórico (6) Ensayo literario (6) Ensayos arte (1) Entrevistas (2) Eventos (33) Eventos artísticos (2) Eventos Literarios (35) libro ilustrado (2) Libros de viajes (3) literatura viajes (3) lliteratura de viajes (1) Memorias (3) Microrrelatos (1) Mis lecturas (9) Mis Reseñas (461) mitologia (1) mitología (2) naval (1) Notas (1) Novela (64) novela aventuras (11) Novela biográfica (6) novela ciencia ficcion (1) novela corta (11) novela de viajes (1) novela decimonónica (7) novela del oeste (3) Novela épica (1) novela fantástica (3) novela historica (32) Novela histórica (29) Novela histórica naval (17) novela intriga (17) novela japonesa (2) Novela polciaca (7) Novela policiaca (4) novela psicológica (1) Otros (1) POESIA (1) poesía (4) Recomendaciones literarias (2) Reflexiones literarias (1) Relato (8) relato histórico (1) relatos (10) Relatos Oeste (1) Relatos. (13) Relatos.  Mis Reseñas (3) Reportaje (1) reportaje biográfico (2) reportaje viajes (3) reseñas (1) Reseñas (1) Teatro (1) Textos Memorables (4) Thriller (6) Western (7)

Seguidores

Follow by Email

Archivo del blog