28/2/11

EN BUSCA DEL TÉ CHINO: TEA RACES

LA CARRERA DEL TÉ/ VICTOR SAN JUAN
Ed. Noray, 2010

 Víctor San Juan (Madrid, 1963) es ingeniero, capitán de yate, y autor de varias novelas. Ha participado en regatas tanto en el Mediterráneo como por el Atlántico, navegado en veleros y se considera un gran admirador de los autores clásicos que de algún modo han tocado el tema marino: Conrad, Melville, Pla, Galdós, y Kipling. Tiene publicados varios libros: Soy capitán, Memorias de Trafalgar, y el presente texto. Ganó el premio Nostromo en 2001.
Las famosas carreras del té (Tea Races), eran aquellas en las que los clippers, barcos muy ligeros que, coexistiendo ya con los navíos a vapor, competían todos los años para llevar a Inglaterra, hasta las teteras reales y de toda la población, los primeros cargamentos de té del año. El primero en llegar era premiado con una libra esterlina por tonelada descargada, y el capitán del barco ganador recibía un jugoso porcentaje. Concretamente, en el año 1886 hubo una carrera con un emocionante final,  en el que el clipper Taeping estuvo disputando con su homólogo Ariel  hasta el último momento, llegando casi a la vez.

Ocurría que, en la provincia de Fujian, frente al estrecho de Taiwan, se recolectaba el té dos meses antes que en el resto de China, en mayo y junio, lo que facilitaba a los barcos que cargaban tan codiciada planta un adelanto a los monzones, -que soplan en julio y agosto- y por tanto una más feliz navegación por aguas chinas y malayas, garantizando un más rápido retorno. En el Fondeadero de las Pagodas, en Fuzhou (capital de Fujian), se reunían los clippers a la espera que los sampanes llenos de té fresco fueran bajando a lo largo de cien millas por el rio Min, en cuyas riberas se cultivaban las plantaciones de té. El fondeadero bullía como un hormiguero en las fechas de embarque de las cajas de té en los barcos. Carga lenta y minuciosísima, ya que el producto debía ir suficientemente aislado para no enmohecerse y perfectamente estibado para no desestabilizar el clipper, barco muy ligero y rápido pero también algo inestable. Salir a mar abierto suponía también pericia y suerte, debido a las peligrosas corrientes, muy tornadizas, por lo que era necesario un práctico que guiase a cada navío.

La presente narración se inscribe en este marco.  Inspirado en parte en aquella disputada carrera, el autor nos cuenta en este relato una mezcla de competición marinera con ingredientes que le dan un toque de misterio, de intriga y de casi persecución policíaca; los marinos no sólo compiten entre sí en su anual batalla contra el tiempo y la naturaleza para llegar puntualmente a llenar la tetera real, sino que otros factores desconocidos, el recuerdo de otros barcos y sobre todo, el fantasma de unos asesinatos no castigados, planea sobre los tripulantes y los capitanes de los principales participantes de la carrera. El recuerdo de Conrad es aquí inmediato. No podemos evitar recordar el Patna y al torturado capitán de Lord Jim; como también evocamos al capitán de la abarrotada nave en Tifón, así como al confuso y culpabilizado Almayer.

El autor desarrolla un juego de nombres y de suplantación de identidades en este relato que en algunos momentos resulta algo confuso, sobre todo porque los combina con nombres chinos, lo que al lector occidental pueda trastornar en su seguimiento. Tiene, sin embargo, muy buenos momentos de maniobras marinas, en los que casi sentimos las salpicaduras de agua salada en la cara y escuchamos las gaviotas chillar y el viento inflando las velas.  Y el mayor mérito que le veo es el de recrear el ambiente de las carreras del té y los clippers, para un público que quizás desconoce aquellas competiciones y aquellos retos marineros.




Reseñada en:

4 comentarios:

Rodrigo dijo...

Anda, esas referencias a Joseph Conrad son un reclamo de lo más llamativo, Ario. Y qué marinera virtual estás hecha. Bueno, la reseña es estupenda como siempre, y espero llegar a toparme con la novela. Por suerte en Chile sí que desembarcan algunas de las publicaciones de Noray.

Dime, ¿abusa demasiado el autor de los aspectos técnicos de la navegación, o los dosifica sin llegar a abrumar, especialmente a los neófitos en la materia?

Saludos transoceánicos.

ARIODANTE dijo...

No sólo no abusa, sino que casi se queda corto, ya estoy tan acostumbrada que parece que lo eche en falta, jajaja! Gracias Rodri, por visitar mi blog. te echaba de menos por aquí.

Gww dijo...

Veo que sigues con tu gusto marinero. Y este libro me ha recordado mis lecturas juveniles porque de aquellos días he recordado un libro sobre la historia de la navegacíon o algo así (básicanmente muchos dibujos de barcos y algunas notas históricas) en el que se hablaba de esas carreras y los clippers que sólo quedaron superados por los barcos de vapor una vez que se desarrollaron técnicamente.

Si esto se une a la referencia a Lord Jim, parece el cóctel perfecto.

Un abrazo.

Rodrigo dijo...

Por supuesto, para una lectora avezada en literatura marinera los parámetros son distintos. Para un ignorantito como yo el que no se abuse de lo técnico puede ser incluso un aliciente. En fin, espero poder echarle un ojo a la novela.

La verdad es que visito regularmente tu blog. Es que últimamente no he tenido mucho tiempo de poner cometarios, ni siquiera en Hislibris (pobres vacaciones, snif).

Etiquetas

 Mis Reseñas (1) Antología (3) arqueologico (1) arte (1) Artículos literarios (2) Articulos viajes (1) autobiografía (5) Cartas (2) ciencia ficción (1) Clásicos (1) Comentarios Artísticos (8) Comentarios Cinéfilos (11) Comentarios Cotidianos (7) Comentarios especiales (9) Comentarios Literarios (5) Comentarios Nostálgicos (6) comentarios poéticos (3) Comic (1) Cómic (2) Conferencias (1) cuento (2) Cuentos Ilustrados (1) Drama (1) ensayo (11) Ensayo arte (1) Ensayo biografico (13) ensayo histórico (6) Ensayo literario (6) Ensayos arte (1) Entrevistas (2) Eventos (33) Eventos artísticos (2) Eventos Literarios (35) libro ilustrado (2) Libros de viajes (3) literatura viajes (3) lliteratura de viajes (1) Memorias (3) Microrrelatos (1) Mis lecturas (9) Mis Reseñas (460) mitología (2) naval (1) Notas (1) Novela (64) novela aventuras (11) Novela biográfica (6) novela ciencia ficcion (1) novela corta (11) novela de viajes (1) novela decimonónica (7) novela del oeste (3) Novela épica (1) novela fantástica (3) novela historica (32) Novela histórica (29) Novela histórica naval (17) novela intriga (17) novela japonesa (2) Novela polciaca (7) Novela policiaca (4) novela psicológica (1) Otros (1) POESIA (1) poesía (4) Recomendaciones literarias (2) Reflexiones literarias (1) Relato (8) relatos (10) Relatos Oeste (1) Relatos. (13) Relatos.  Mis Reseñas (3) Reportaje (1) reportaje biográfico (2) reportaje viajes (3) reseñas (1) Reseñas (1) Teatro (1) Textos Memorables (4) Thriller (6) Western (7)

Seguidores

Follow by Email

Archivo del blog