7/4/13

DEVOCIONES ROMANAS


DEVOTIO

GABRIEL CASTELLÓ
GOOD BOOKS, 2013

La presente narración, editada ahora en papel por Good Books y previamente como e-book por B, continúa la saga de los Antonios iniciada en una novela anterior, Valentia. Tito Antonio Rutilo, anciano magistrado emérito de Valentia, recibe como regalo durante la fiesta de Strenalia, unos viejos textos, encontrados por su hijo Cneo en la basílica de Utica, (el Túnez actual) En esos viejos rollos, su ancestro Lucio Antonio Naso, tres siglos atrás, escribe a su padre, Cayo Antonio Naso, para contarle las aventuras bélicas vividas durante los años (49-45 a.C) en los que, siguiendo al ejército de Pompeyo, luchó contra las tropas de Julio  César. Este es el bloque central de la novela: las crónicas de la guerra civil.  Paralelas a los comentarios de Cesar, comunes en cuanto a hechos y cronología, pero con una importante diferencia: están escritos desde el otro lado, el lado de los derrotados, el de Pompeyo y seguidores, principalmente Lucio Afranio (legado de Pompeyo en Hispania).

Contada por el joven Antonio, la crónica se inicia desde su Beronia natal (la actual Rioja); tras alistarse en las tropas de su tío Lucio Afranio con su primo Aulo como compañero de andanzas,  Lucio Antonio, criado entre los indígenas e incluso adoptado nombre (Turibas), formará parte del ejército indígena que se enfrentará a César en Ilerda y más adelante en Dirrachio, Farsalia, Tapsos y Munda, sufriendo terribles derrotas.  Lucio Antonio será testigo de toda una serie de muertes: la de Pompeyo y otras muchas, entre ellas la de el propio hijo de Pompeyo, Cneo. El compromiso que asume de defender la causa republicana, ―que era la legalidad vigente― cuyo orden había subvertido César desde que cruzó el Rubicón, es un compromiso que funciona como la devotio celtibera. Devotio es, pues, el concepto que impregna toda la novela, que unifica la acción, el principio que rige las vidas de los protagonistas de las dos narraciones que se intercalan a lo largo de las páginas del libro. Devotio es el concepto de lealtad a una causa, lealtad hasta la muerte. Matar o morir para defender las propias convicciones, morales o políticas.

Alternando con la narración de Antonio Naso, hay otro discurso,  narrado en tercera persona, que desarrolla otra devotio: aquella que representaban los primeros cristianos cuando empezaron a ser perseguidos cruelmente. De hecho, la novela comienza con un aperitivo amargo: la matanza de cristianos ordenada por Diocleciano en Nicomedia, en 303 d.C., donde muere torturado el tribuno de la cohorte palatina Gerontio (más conocido como San Jorge), tras negarse a oficiar los sacrificios a los dioses romanos. Esata matanza da comienzo a una etapa de terribles persecuciones en todo el imperio. Desplazando la acción a Hispania, el descendiente de los Antonios de Valentia, participa como defensor en el proceso que Publio Daciano,  gobernador de la Tarraconense, inicia contra los sacerdotes cristianos Valerio y Eutiquio de Osca (luego llamado Vicente/Vincentius, el vencedor), perseguidos por sus ideas religiosas contrarias a la religión oficial del Estado, resultando Eutiquio finalmente torturado y muerto a causa de esa lealtad. El paralelismo de la lealtad de Eutiquio ―y de todos los cristianos― a sus ideas, tres siglos más tarde,  con la lealtad de Lucio Antonio a la causa republicana de Pompeyo, está servido.  
En el epílogo final, destaca el autor lo que supuso la entrada en la escena política de la Iglesia, ya legalizada: una vez en situación de poder, perseguían a aquellos contrarios a la fe cristiana, tanto presentes como pasados (documentos, historias, información) olvidando que siglos antes habían sufrido en sus carnes una persecución a causa de sus ideas.

Así, la estructura de la novela oscila entre dos lealtades, pero el peso mayor lo lleva la guerra civil entre romanos. César aparece como un grandísimo estratega, pero a la vez, como un enemigo terrible, odioso y odiado, al que los defensores del orden anterior, tanto militares como senadores, detestan y temen. Los conflictos entre los mandos y los generales afines a Pompeyo, Varo, Metelo Escipión, el senador Marco Porcio Catón, el legado  Cayo Escribonio, Léntulo, Tiberio Pacidio; el caos tras la muerte de Pompeyo, las tensiones internas, la conflictiva alianza con Juba, rey de Numidia, la traición del rey mauretano Ben Bocco, etc. todo ello recrea el clima vivido entre las filas republicanas, reagrupándose derrota tras derrota, y siempre con la imagen de César tras sus huellas, siempre apareciendo cuando menos se le espera, como un espectro demasiado real. Las batallas están descritas de modo inteligible, verosímil y fácil seguimiento.

Entrando en la cuestión estilística, es en este aspecto en el que la novela adolece de ciertas irregularidades. La densidad que ya de por sí tiene un contenido que abarca tantos personajes y distintas épocas, (a pesar de incluir un extensísimo listado de personajes, lo cual es un acierto) implica una dificultad de seguimiento. A esa dificultad le sumamos la sobreabundancia de términos en latín, a mi juicio innecesarios en una gran mayoría, sobre todo para una lectura desde un idioma románico. Sin embargo, algunos nombres en latín  son muy distintos y requieren una aclaración, y de ahí las notas a pie de página. Podrían haberse colocado las traducciones entre paréntesis, para eliminar las notas. En cuanto a los personajes de ficción, están bien imbricados con los reales, las situaciones imaginadas son verosímiles. Sin embargo, las descripciones son, a mi juicio, algo prolijas en su realismo. Sobre todo las de las torturas y martirios cristianos, en mi opinión, demasiado vívidas y cruentas, creando un verdadero malestar, porque salpican.

Gabriel Castelló Alonso
Tenemos, pues, una novelación histórica que recrea bastante bien las épocas que trata, donde la ficción y la realidad se complementan bien, sumergiendo al lector en ellas, a veces con un exceso  en la  cantidad de datos, pero sin llegar a estropear el ritmo de la lectura, transmitiendo al lector la emoción de muchos pasajes. En suma, una interesante visión de la guerra civil, una muestra del mundo romano, y los pueblos relacionados con ellos. Y una lúcida reflexión sobre la lealtad. O las lealtades, con el contrapunto de la traición y la venganza, la persecución y el odio al diferente, al que no piensa como yo.

Ariodante



TÍTULO: DEVOTIO
AUTOR: Gabriel Castelló
EDITORIAL: GOOD BOOKS
FORMATO: 13.5X21.5 CM
PÁGINAS: 790
ISBN: 9788494053474

Etiquetas

 Mis Reseñas (1) Antología (3) arqueologico (1) arte (1) Artículos literarios (2) Articulos viajes (1) autobiografía (5) Cartas (2) ciencia ficción (1) Clásicos (1) Comentarios Artísticos (8) Comentarios Cinéfilos (11) Comentarios Cotidianos (7) Comentarios especiales (9) Comentarios Literarios (5) Comentarios Nostálgicos (6) comentarios poéticos (3) Comic (1) Cómic (2) Conferencias (1) cuento (2) Cuentos Ilustrados (1) Drama (1) ensayo (11) Ensayo arte (1) Ensayo biografico (13) ensayo histórico (6) Ensayo literario (6) Ensayos arte (1) Entrevistas (2) Eventos (33) Eventos artísticos (2) Eventos Literarios (35) libro ilustrado (2) Libros de viajes (3) literatura viajes (3) lliteratura de viajes (1) Memorias (3) Microrrelatos (1) Mis lecturas (9) Mis Reseñas (456) mitología (2) naval (1) Notas (1) Novela (64) novela aventuras (11) Novela biográfica (6) novela ciencia ficcion (1) novela corta (11) novela de viajes (1) novela decimonónica (7) novela del oeste (3) Novela épica (1) novela fantástica (3) novela historica (32) Novela histórica (27) Novela histórica naval (16) novela intriga (15) novela japonesa (2) Novela polciaca (7) Novela policiaca (2) novela psicológica (1) Otros (1) POESIA (1) poesía (4) Recomendaciones literarias (2) Reflexiones literarias (1) Relato (8) relatos (10) Relatos Oeste (1) Relatos. (13) Relatos.  Mis Reseñas (3) Reportaje (1) reportaje biográfico (2) reportaje viajes (3) reseñas (1) Reseñas (1) Teatro (1) Textos Memorables (4) Thriller (6) Western (7)

Seguidores

Follow by Email

Archivo del blog