3/7/13

SHACKLETON EN LA ANTÁRTIDA

ATRAPADOS EN EL HIELO
La legendaria expedición a la Antártida de Shackleton.
CAROLINE  ALEXANDER

Las grandes expediciones de descubrimiento tienen un atractivo natural. Además del descubrimiento en sí, lo que nos atrae de ellas es el reto que algunas personas, quizás con un carisma especial, se plantean y son capaces de afrontarlo, lo logren o no, poniendo su vida en juego –y muchas veces, dejándosela allí, como en el caso de Scott.

Acabados de explorar los continentes, quedaban los casquetes polares y las rutas más o menos nuevas de una a otra parte del globo. Hacia el Polo Sur se vuelven las miradas. Scott y más tarde Amundsen inician una batalla que culminaría con el éxito del noruego y la muerte del británico. En la primera expedición de Scott, en 1901, participó el oficial de marina mercante Ernest Shackleton, a bordo del navío Discovery. Expedición fracasada, tras la que Shakleton, años más tarde, en 1907, lo intentará de nuevo a borde del Nimrod, consiguiendo rebasar el avance hacia el sur de Scott en más de 500 km. A su regreso, a pesar de no haber conseguido llegar al Polo, fue recibido con honores en Inglaterra y se le concedió el título de sir. De nuevo, en 1911 lo intentó Scott…pero también Amundsen, visto que en el Norte ya había plantado su bandera Robert Peary en 1907. Scott fracasó (murieron todos) mientras Amundsen coronaba con éxito su meta.

Pues bien, Shackleton lo intenta una tercera vez en 1914, y es esta de la que trata el libro, la Expedición Imperial Transantártica: a bordo de la goleta Endurance, capitaneada por Frank Worsley y con un equipo expedicionario en el que figuraban T. Orde-Lees, G. Marston, J. Wordie, F. Wild, F. Hurley y otros, hasta un total de 28 hombres, incluyendo a la tripulación. Partieron de Grytviken el 5 de diciembre. La idea era que el barco les dejara en la bahía Vahsel, y atravesar el continente por su parte más estrecha, hasta la bahía de Ross. Pues bien: nunca llegaron a pisar tierra firme. El Endurance se quedó atrapado entre los hielos de la placa antes de llegar a su destino, y a partir de ese momento hubo que ir improvisando. Tanto los expedicionarios como la tripulación del barco se vieron implicados primero, en un forzoso enclaustramiento invernal dentro del barco, que a su vez se desplazaba con la placa con los vientos y corrientes por el mar de Weddell y después, cuando el barco acabó por hundirse,  todos ellos hubieron de atravesar a pie kilómetros y kilómetros de hielo y nieve, arrastrando tres lanchas y toda la impedimenta que necesitaban para sobrevivir, y finalmente navegar en las balleneras hasta la isla Elefante, donde quedaron varados y aislados y de donde fueron recogidos por el Yelcho, un pequeño vapor chileno.
Las incidencias, rutinas, problemas entre los hombres que componían la expedición y la tripulación marinera, la lucha por la supervivencia en condiciones extremas, todo ello nos es narrado por la autora con todo detalle, aportando asimismo una gran cantidad de fotografías interesantísimas y muy ilustrativas de las condiciones que habían de soportar y también, cómo no, la belleza de la inmensidad blanca.
Mientras el mundo estaba en guerra (de hecho, salieron poco antes de que Inglaterra entrara en guerra, con la anuencia de Churchill) los expedicionarios luchaban a brazo partido con témpanos de hielo, focas, elefantes marinos, con tormentas fortísimas, humedad constante, hambre, soledad y miedo.

Shackleton se comportó en todo momento como un gran líder, a juzgar por los diarios de sus compañeros y subalternos. Tratando siempre de mediar entre las inevitables disputas, de animar y  levantar la moral de su equipo, pero siempre aportando ideas y soluciones ante los distintos problemas y penalidades que se les iban presentando. A diferencia de Scott, que marcaba muy radicalmente los estamentos y la posición social de cada uno, Shackleton se saltaba las distinciones, favoreciendo muchas veces al más insignificante marinero por encima de la oficialidad o los miembros científicos de la expedición. Esto salvó en más de una ocasión al grupo de caer en reyertas o indisciplinas.
El libro está copiosamente ilustrado con las imágenes que el fotógrafo Frank Hurley fue tomando y conservando cuidadosamente a lo largo de todo el viaje. Dan fe de que lo que se cuenta, aunque parezca mentira, es dramáticamente verdadero. Libro interesantísimo y de lectura muy atractiva.
Caroline Alexander (Florida,USA, 1956), de padres británicos, y ha vivido en Europa, África y el Caribe. Estudió filosofía y teología en Oxford como becario Rhodes y un doctorado en los clásicos de HA de la Universidad de Columbia.  Ha escrito para The New Yorker, Granta, Condé Nast Traveler, Smithsonian y National Geographic. Enseñó a los clásicos en el Chancellor College en Zomba, que forma parte de la Universidad de Malawi, de 1982 a 1985, durante el gobierno de Hastings Banda.

PUBLICADO EN LA REVISTA GENERAL DE MARINA, NÚM. DE MAYO.



FICHA TÉCNICA DEL LIBRO:
Título: Atrapados en el hielo. La legendaria expedición a la Antártida de Shackleton.
Autora: Caroline Alexander
Traducción: C. Boune y P. Elías
Fotografías: Frank Hurley
Editorial: Planeta booket
Año edición (4ª impresión): 2010
ISBN:978-84-08-06739-9
Págs.: 306




2 comentarios:

Iñigo Pereyra dijo...

Pues mira después de acabar de leer "El Terror" (que por cierto ya hay publicada reseña en mi blog), me he quedado con más ganas de leer sobre estos grandísimos aventureros de los hielos perennes. Así que me lo apunto ya. Muy buena reseña, una gozada.

ARIODANTE dijo...

Gracias. Yo quiero leer el de Amundsen y Scott, el de Cacho, a ver cuando puedo...

Etiquetas

 Mis Reseñas (1) Antología (3) arqueologico (1) arte (1) Artículos literarios (2) Articulos viajes (1) autobiografía (5) Cartas (2) ciencia ficción (1) Clásicos (1) Comentarios Artísticos (8) Comentarios Cinéfilos (11) Comentarios Cotidianos (7) Comentarios especiales (9) Comentarios Literarios (5) Comentarios Nostálgicos (6) comentarios poéticos (3) Comic (1) Cómic (2) Conferencias (1) cuento (2) Cuentos Ilustrados (1) Drama (1) ensayo (11) Ensayo arte (1) Ensayo biografico (13) ensayo histórico (6) Ensayo literario (6) Ensayos arte (1) Entrevistas (2) Eventos (33) Eventos artísticos (2) Eventos Literarios (35) libro ilustrado (2) Libros de viajes (3) literatura viajes (3) lliteratura de viajes (1) Memorias (3) Microrrelatos (1) Mis lecturas (9) Mis Reseñas (456) mitología (2) naval (1) Notas (1) Novela (64) novela aventuras (11) Novela biográfica (6) novela ciencia ficcion (1) novela corta (11) novela de viajes (1) novela decimonónica (7) novela del oeste (3) Novela épica (1) novela fantástica (3) novela historica (32) Novela histórica (27) Novela histórica naval (16) novela intriga (15) novela japonesa (2) Novela polciaca (7) Novela policiaca (2) novela psicológica (1) Otros (1) POESIA (1) poesía (4) Recomendaciones literarias (2) Reflexiones literarias (1) Relato (8) relatos (10) Relatos Oeste (1) Relatos. (13) Relatos.  Mis Reseñas (3) Reportaje (1) reportaje biográfico (2) reportaje viajes (3) reseñas (1) Reseñas (1) Teatro (1) Textos Memorables (4) Thriller (6) Western (7)

Seguidores

Follow by Email

Archivo del blog