26/9/13

OTOÑO BERLINÉS



OTOÑO EN BERLÍN (BEATE Y MAREILE)
EDUARD VON KEYSERLING
Nocturna Ediciones, 2011


Penetrar en el universo que recrea Keyserling es sumergirse en una voluptuosidad decadente y amable, rodeados de color, sombras crepusculares y perfumes campestres de espliego y heno. Es el mundo de la antigua nobleza rural el que reproduce este autor nórdico, que a veces parezca más austríaco que prusiano. Y sobre todo, un mundo en vías de extinción, en el que algunos intuyen su cercano final mientras otros continúan por inercia. El contraste entre esas dos posiciones es lo que se puede apreciar en la obra de Keyserling.

Beate y Mareile es el título original. No es hasta las páginas finales que comprendemos la elección del título español, Otoño en Berlín. En realidad, ambos personajes son arquetipos no sólo de las dos posibilidades de relación con las mujeres: esposas o amantes, sino de la relación entre dos clases sociales, la que va a morir y la que emerge. Y la relación es en ambos casos, cuando menos, incierta.  Mareile, hija del mayoral Ziepe, ha tenido abiertas las puertas del palacio Kaltin, porque desde niña recibió la protección de la baronesa Losnitz, siendo educada junto a Beate. Ha conseguido elevarse socialmente, al menos en apariencia, y es una cantante de fama; sin embargo sus pensamientos y sentimientos siguen siendo los de una mujer del campo. Es significativo el hecho de que, las dos veces que se presenta en Kaltin, no hay ningún coche esperándola, y atraviesa a pie el campo mientras “la hierba caliente y polvorienta crujía bajo sus pies. Olía a ajenjo, enebro, milenrama. (…) La somnolencia bañada en luz de los lugares conocidos de antaño volvió pensativa a Mareile. La lucha por su destino la había alejado tanto de su tierra…”(pág. 29) Mareile derrocha vitalidad y belleza.

Beate von Losnitz es, sin embargo, el contrapunto: la dulce  y callada esposa de Günther von Tarniff, heredero de una tradición de rompedores de corazones femeninos,  enfermedad de la que Günther parece haber sanado. Pero “nuestra época se ha traído su propio demonio”, como murmura Mankow, el guardabosques. Beate –el nombre ya nos indica mucho- está acostumbrada a esperar. “Su rostro estaba pálido, tenía la fina blancura de las viejas razas cansadas de mantenerse en pie durante siglos en las protegidas cumbres.”(pág. 28) La delicada y leve alusión al inminente contacto amoroso con su marido es una imagen bellísima y muy sugerente.

La irrupción de Mareile en la aburrida y rutinaria vida campestre de Kaltin produce un verdadero terremoto. Los hombres, como mariposas nocturnas, revolotear alrededor de su luz, ebrios de deseo. Pero ella no sabe bien lo que quiere. Le gustan los aristócratas pero la seduce un pintor. Günther, que tras unos años de soltería en la milicia, ha desterrado sus correrías y se ha casado con Beate, recuerda sus juegos infantiles con las dos niñas mientras observa la delicada figura de su esposa leyendo bajo los tilos. Las conversaciones entre Günther y Hans Berkow, pintor y amigo,  entre las viejas damas del castillo, entre los sirvientes, todo ello nos es mostrado a modo de pinceladas que conforman un cuadro revelador de los conflictos soterrados, a modo de un estanque de superficie mansa y llena de nenúfares cuyo fondo esconde insospechadas podredumbres.
Tras dos años de matrimonio, inmerso en la tranquilidad doméstica cotidiana, mientras Beate espera con placidez la llegada del primer hijo,  el hombre, el seductor que hay en él, empieza a inquietarse. “De pronto, fue como si Günther percibiera, en esa hora nocturna, que instantes preciosos de su vida pasaban vacíos.” (pág.59). Primero es Eve Mankow la que despierta su pasión, pero el retorno de Mareile a Kaltin, después de separarse del pintor Berkow, rompe todos los diques.
Lectura deliciosa y tierna, aunque también terrible en su significado profundo, esta novela de Keyserling nos vuelve a demostrar su maestría con el lenguaje, que usa como un pintor, y su capacidad para bucear en el alma humana, comparable a un Zweig. Es loable la cuidada edición de Nocturna, con una presentación estética exquisita y una muy destacable traducción de Carlos Fortea.


Eduard Graf von Keyserling (Castillo de Paddern, hoy Letonia, 1855- Munich, 1918), escritor alemán, descendiente de una  antigua y noble familia germano-báltica y primo del filósofo Hermann Keyserling. Inicia estudios en Dorpat, pero a los veintitrés años se ve obligado a abandonarlos, dirigiéndose a Viena a estudiar filosofía e historia del arte. A finales de siglo se traslada con sus hermanas a Munich. Posteriormente quedó ciego como consecuencia de la sífilis que padecía. Se le ha considerado como un exponente el impresionismo literario; las imágenes, luces y colores, sentimientos y sugerencias que despliega nos emocionan como una pintura de C.D.Friedrich o un dulce lieder de Schubert.


Ariodante




2 comentarios:

Hagakure dijo...

Comparable a un Zweig dices; pues habrá que tenerlo en cuenta.

ARIODANTE dijo...

Bu eeeno. Comparable a Zweig, pero no es Zweig.

Etiquetas

 Mis Reseñas (1) Antología (3) Anuncios y Notas (1) arqueologico (1) arte (1) Artículos literarios (2) Articulos viajes (1) autobiografía (5) Cartas (2) ciencia ficción (1) Clásicos (1) Comentarios Artísticos (8) Comentarios Cinéfilos (11) Comentarios Cotidianos (7) Comentarios especiales (9) Comentarios Literarios (5) Comentarios Nostálgicos (6) comentarios poéticos (3) Comic (1) Cómic (2) Conferencias (1) cuento (2) Cuentos Ilustrados (1) Drama (1) ensayo (11) Ensayo arte (1) Ensayo biografico (13) ensayo histórico (6) Ensayo literario (6) Ensayos arte (1) Entrevistas (2) Eventos (33) Eventos artísticos (2) Eventos Literarios (35) libro ilustrado (2) Libros de viajes (3) literatura viajes (3) lliteratura de viajes (1) Memorias (4) Microrrelatos (1) Mis lecturas (9) Mis Reseñas (469) mitologia (1) mitología (2) naval (1) Notas (1) Novela (66) novela aventuras (11) Novela biográfica (6) novela ciencia ficcion (1) novela corta (13) novela de viajes (1) novela decimonónica (7) novela del oeste (3) Novela épica (1) novela fantástica (3) novela historica (35) Novela histórica (29) Novela histórica naval (17) novela intriga (17) novela japonesa (2) Novela polciaca (7) Novela policiaca (4) novela psicológica (1) Otros (1) POESIA (1) poesía (4) Recomendaciones literarias (2) Reflexiones literarias (1) Relato (8) relato histórico (1) relato mitologico (1) relatos (10) Relatos Oeste (1) Relatos. (13) Relatos.  Mis Reseñas (3) Reportaje (1) reportaje biográfico (2) reportaje viajes (3) reseñas (1) Reseñas (1) Teatro (1) Textos Memorables (4) Thriller (6) Western (7)

Seguidores

Follow by Email

Archivo del blog