16/10/13

MI INICIO DE LA TEMPORADA ARTÍSTICA



Un cálido y fuertemente rosado atardecer valenciano, pleno de luminosidad a modo de gigantesca pintura en la bóveda celeste,  parecía anunciar algo de lo que íbamos a ver.  

Abriendo la temporada artística en la magnífica y acuática sala de exposiciones del Palau de la Música, tuve el placer de asistir a una espléndida muestra de cuarenta piezas, (acuarelas y óleos) agrupadas bajo el título “La lucidez del agua”, comisariada por el artista valenciano Vicente Colom e inaugurada por Mayrén Beneyto, presidenta del Palau de la Música. Ambos tuvieron elogiosas palabras presentando al artista, que a continuación hizo un breve pero elocuente y muy bello speech, en el que nos animó a “sumergirnos” en su pintura. El público llenaba la sala, y la animación fue enorme.


 
Paseando ante las pinturas, vemos que el símbolo del agua domina por completo el conjunto de obras, prevaleciendo el azul/verde aguamarina, y los blancos espumosos, cuna de Afroditas. Mayormente pintadas sobre papel artesano, las acuarelas atrapan nuestra mirada por su movilidad acuática y sus reflejos, tonalidades y la elegancia de las composiciones. La frescura húmeda se une a la calidez del papel, cuya textura agrada y provoca sensaciones de transparencias.

Encontré allí ecos de Pollock, sobre todo en los goteos de color, pero también  de Klee, que en sus acuarelas tiene mucho que ver con esto. Y, ¿por qué no decirlo? También algo de la luminosidad de nuestro Mompó. Sin embargo, aparte influencias (nadie pinta de la nada) Noguera ha conseguido crear un mundo propio, lo cual ya de por sí es importante y valioso. Un mundo, en este caso, acuático, con la frescura y la luminosidad aguamarina que nos deleita al mirar.

En la Sala también se encuentra un espectacular políptico de cuatro piezas que en sus ocho metros de longitud plasma lo que podría ser el verdor de una gran enredadera o un sauce, cuyas ramas, como largos brazos, tratan de llegar al agua; otro lienzo yace en el suelo bajo las verdosas ramas, simulando el agua, todo en tonos azulados, como río donde se mira el sauce. El efecto es de gran belleza y armonía.

Pablo Noguera (Valencia, 1974) se ha inspirado también tanto en el Mediterráneo, como en las aguas norteñas de Francia, de donde procede su madre, que forman paisajes de "grises profundos, posados, juiciosos, sosegados y peligrosos", apunta el artista que los conoció bien joven.
La muestra podrá visitarse desde el 15 de octubre hasta el 4 de enero de 2014, en la Sala de Exposiciones del Palau de la Música.


Ariodante
octubre 2013

14/10/13

COSAS CAEYENDO


EL RUIDO DE LAS COSAS AL CAER
JUAN GABRIEL VÁSQUEZ
ALFAGUARA, 2011


Cuando las cosas caen, a veces hacen ruido y otras no. Caen como un suspiro, un soplo o simplemente es su ausencia del lugar que ocupaban habitualmente, lo que nos hace echarlas de menos o interesarnos por su paradero. A veces se rompen al caer, aunque no necesariamente.
En esta novela hay unas cuantas caídas, con resultados no siempre afortunados e incluso dramáticos. La caída de toda una generación colombiana, la de los setenta, aturdida y desorientada por el impacto masivo  de las drogas y las movilizaciones sociales de corte anti belicista, o de corte igualitario, en EE. UU.  de donde se expandieron por el mundo, en concreto, por Colombia, país que es marco y escenario de esta novela.

Hay varias historias de caídas engarzadas en esta novela con un comienzo que puede parecer anodino, pero que poco a poco va haciendo entrar al lector en un mundo que los de esa generación y las anteriores reconocerán rápidamente.  El narrador y protagonista es un joven profesor universitario, Antonio Yammara,  que, mientras nos cuenta de su vida en Bogotá, recordando a Ricardo Laverde, un hombre con el que coincide en varias ocasiones intrigándole con sus vaguedades y la intuición de un secreto. El secreto se hubiera desvelado si el hombre en cuestión hubiera seguido vivo. Pero no sólo muere, sino que las circunstancias de su muerte le dejan ligado dramáticamente a él.
Ricardo Laverde se dice piloto, pero se muestra indefinido, impreciso, un hombre con un pasado que no quiere desvelar. Pero surge una cierta simpatía del trato con Antonio Yammara y el profesor es testigo de una fuerte impresión que deja anonadado al piloto, momentos antes del impacto que le quita la vida violentamente y que casi se la quita a Yammara. A partir de ahí, el protagonista vive tratando de averiguar todo sobre Laverde, hasta el punto de afectar su vida personal y familiar. Finalmente lo averigua, y la historia que va a conocer nos es contada por un narrador externo, recopilando informaciones sueltas, cartas, fotografías, comentarios y sobre todo, una cassete donde se escucha la tragedia.

Íntimamente unido a la narración de estas vidas, es inevitable reconocer todo el marco político y social en el que se mueven los personajes que transitan por la novela. Y el clima de miedo. El miedo paralizante, el miedo permanente, que hace huir a las gentes, buscando espacios donde vivir libremente... Elaine/Elena, Maya, Aura, las familias respectivas, los amigos, todos esos otros personajes están girando como mariposas nocturnas que finalmente  acaban por caer, rendidas, al suelo.
Como telón de fondo, el ascenso y caída de Escobar, el complejo mundo de los narcos, el poder de las mafias, la imposible vía de escape, en esa Colombia de los años los setenta, esa Colombia de ambientes tan dispares como la capital o las pequeñas poblaciones tropicales donde la vida brota y la vida muere, donde algunos creen estar a salvo y sin embargo no lo están, porque  no se puede vivir permanentemente en el filo de la navaja.

Hay muchos temas que son soslayados por el autor y que darían para mucho, y sin embargo quedan al margen, primando las preocupaciones del narrador, del personaje que mira atrás en su vida y escarba en los recuerdos ajenos, porque se siente afectado por ellos.
Sin embargo, la novela tiene mucho interés, no sólo por lo que nos cuenta sino por el modo en que lo hace, mezclando los propios recuerdos con los ajenos, hasta que el protagonista  encuentra un paralelismo entre los propios recuerdos y los de Maya. A lo que sumamos el interés por conocer la Colombia desde el punto de vista propuesto por el autor, y el interés por unas vidas caídas, generalmente sin ruido.


Juan Gabriel Vásquez  (Bogotá; 1973) es un escritor colombiano, autor de artículos, relatos y  dos novelas anteriores a la presente: Los informantes (2004) e Historia secreta de Costaguana (2007), así como una posterior, Las reputaciones (2013) y algunos ensayos como Joseph Conrad, el hombre de ninguna parte (2004)  y El arte de la distorsión ( 2009). Estudió Derecho en su ciudad natal, en la Universidad del Rosario, y después de graduarse, partió a Francia, donde se instaló en París(1996-99), doctorándose en La Sorbona en Literatura Latinoamericana. Más tarde se mudó a un pequeño pueblo de la región de Ardenas, en Bélgica, donde vivió un año, tras el cual Vásquez se instaló en Barcelona, donde residió hasta 2012. Actualmente vive en Bogotá (Colombia).

Ariodante
Oct.2013 



Etiquetas

 Mis Reseñas (1) Antología (3) Anuncios y Notas (1) arqueologico (1) arte (1) Artículos literarios (2) Articulos viajes (1) autobiografía (5) Cartas (2) ciencia ficción (1) Clásicos (1) Comentarios Artísticos (8) Comentarios Cinéfilos (11) Comentarios Cotidianos (7) Comentarios especiales (9) Comentarios Literarios (5) Comentarios Nostálgicos (6) comentarios poéticos (3) Comic (1) Cómic (2) Conferencias (1) cuento (2) Cuentos Ilustrados (1) Drama (1) ensayo (11) Ensayo arte (1) Ensayo biografico (13) ensayo histórico (6) Ensayo literario (6) Ensayos arte (1) Entrevistas (2) Eventos (33) Eventos artísticos (2) Eventos Literarios (35) libro ilustrado (2) Libros de viajes (3) literatura viajes (3) lliteratura de viajes (1) Memorias (3) Microrrelatos (1) Mis lecturas (9) Mis Reseñas (461) mitologia (1) mitología (2) naval (1) Notas (1) Novela (64) novela aventuras (11) Novela biográfica (6) novela ciencia ficcion (1) novela corta (11) novela de viajes (1) novela decimonónica (7) novela del oeste (3) Novela épica (1) novela fantástica (3) novela historica (32) Novela histórica (29) Novela histórica naval (17) novela intriga (17) novela japonesa (2) Novela polciaca (7) Novela policiaca (4) novela psicológica (1) Otros (1) POESIA (1) poesía (4) Recomendaciones literarias (2) Reflexiones literarias (1) Relato (8) relato histórico (1) relatos (10) Relatos Oeste (1) Relatos. (13) Relatos.  Mis Reseñas (3) Reportaje (1) reportaje biográfico (2) reportaje viajes (3) reseñas (1) Reseñas (1) Teatro (1) Textos Memorables (4) Thriller (6) Western (7)

Seguidores

Follow by Email

Archivo del blog