5/12/14

EL MAR NUESTRO DE CADA DÍA

MARE NOSTRUM


VICENTE BLASCO IBÁÑEZ

Prometeo, 1918
Ed. Cátedra, 1998


A lo largo de 1917, de agosto a diciembre, escribe Blasco esta novela cuando aún sigue la efervescencia de la Primera Gran Guerra, aunque el frente va desplazándose de Francia a Alemania y los norteamericanos entrando ya en la escena bélica. Refugiado en la Costa Azul por recomendación médica ya que estaba agotado de su continuo trabajo con su pluma a favor de los aliados, es en el clima más benigno del Mediterráneo donde comienza a escribir   esta obra que lleva su nombre latino, y que representa una maravillosa recreación de este Nuestro Mar, poniendo su punto final en París, siendo publicada por su habitual editorial, Prometeo.
Tomando como  eje la vida y aventuras del capitán Ulises Ferragut, (apellido que es una variante valenciana del personaje balzaquiano, Ferragus) que es un navegante valenciano afincado en Barcelona desde donde inicia sus periplos marineros mercantes, como el Ulises que lleva por nombre, Blasco hace alternar la vida del marino con otros múltiples personajes así como con la historia del Mediterráneo, los pueblos que desde sus riberas lo fueron recorriendo y atravesando a lo largo de los siglos, los mitos y leyendas, los pobladores zoológicos bajo sus aguas, su pesca y cocina. En suma, como bien dicen muchos de los críticos literarios al hablar de ella, el protagonista es el mar.
Desde el comienzo hasta el final de la novela, el espíritu y la alusión directa a la diosa griega Anfitrite impregna la lectura. Anfitrite, nereida y esposa de Poseidón, diosa de los mares calmos, es la imagen con la que se inicia y acaba la novela, con una imagen bellísima.  Mare Nostrum es, además, el nombre con que Ferragut bautiza a su barco, cuando finalmente puede permitirse comprar uno y ser su propio patrón.
La otra trama, la que comienza avanzada ya la novela, es la seducción amorosa mezclada con la intriga bélica. La guerra europea irrumpe como una tromba estando Ferragut en Nápoles en dique seco. También como una tempestad comienza su atracción por una bella mujer. El marino se ve inmerso, por su relación con la dama,  en actividades que tendrán dramáticas y terribles consecuencias, no sólo personales, sino políticas, para todo el Mediterráneo y el movimiento de la guerra.
Al modo como Balzac describe los movimientos de su Ferragus por las calles y barrios de París tras una bella dama, describe Blasco con detalle toda la zona de Nápoles, que él mismo había visitado muchos años atrás. A las descripciones de las bellezas del paisaje y los restos arqueológicos, va unida la pasión ardiente,  inevitablemente presente en los textos de Blasco, hombre apasionado, ardiente, amante de los placeres de la vida. Freya, la mujer misteriosa, desata (como la diosa germánica del amor y la guerra de la que toma su nombre, desata la locura de Ferragut, que abandona trabajo, familia (la esposa y el hijo le esperan en Barcelona), proyectos y ambiciones en función de una mirada, un beso y finalmente la posesión total de la amada, que desde el principio, se muestra estudiadamente esquiva y fluctuante, caprichosa y seductora a la vez. Blasco juega con el paralelismo con el Ulises homérico, viajero incansable y eterno, retenido por Circe/Freya,  buscado por Esteban/Telémaco, esperado por Cinta/Penélope. 
Pero las cosas se complican y van más lejos de lo que Ferragut espera, viéndose envuelto en acciones ignominiosas, instigado por los oscuros grupos que sustentan a la dama. Finalmente Esteban, cual moderno Telémaco en busca de un Ulises perdido, sale en busca de su padre.  Y a partir de aquí el drama se precipita y suceden escenas de gran tensión y fuerza. La acción se reconvierte y Ferragut, cargado de ansiedad y deseos de venganza,  da un giro radical a su vida y comienza a jugarse la vida bordeando peligros cada vez mayores, con una decidida intervención personal en la guerra en el lado aliado.

Alternando con toda esta narración, encontramos fragmentos de historias, relatos, anécdotas, como la historia de la expedición a Bizancio de los almogávares aragoneses y Roger de Flor, las incursiones de piratas berberiscos y el gran Barceló, los distintos movimientos de los reyes medievales por el mediterráneo, así como la decadencia de todos estos movimientos al abrirse las puertas atlánticas hacia tierras americanas.

La novela tuvo una acogida mucho más cálida que la anterior obra sobre la guerra, Los cuatro jinetes del Apocalipsis, que solo saltó al gran público cuando se tradujo al inglés y fue publicada en EE.UU. donde despertó verdadera pasión colectiva.
El editor de Prometeo, y amigo personal de Blasco,  Emilio Gascó Contell, dice de Mare Nostrum que “es la mejor novela que se ha escrito sobre el Mediterráneo. […] Hay en esta novela una parte rigurosamente histórica y que  completa con un toque de intenso realismo: la escena del fusilamiento, transcripción fiel de la muerte de la célebre espía y bailarina Mata-Hari.” Blasco accedió al conocimiento de estos detalles de la odisea y muerte de la bella espía por el propio abogado defensor de la dama, justo antes de enviar la novela a imprenta, lo que le hizo rehacer el final de la novela con datos exactos, si bien adaptados al conjunto para mantener la coherencia.

Hay que destacar que referente a esta novela existen dos películas: la primera, una excelente versión silente de 1926, dirigida por Rex Ingram, interpretada por Alice Ferry, deliciosa en su papel,  y un joven Antonio Moreno, y la otra versión, francamente inferior en cuanto a calidad cinematográfica, es la dirigida por Rafael Gil en 1948 e interpretada por una espléndida María Félix y un demasiado joven Fernando Rey, data de 1948.  



Ariodante


30/11/14

NO TOCAR

EL INTOCABLE
JOHN BANVILLE
Anagrama Compactos,
3a edición, 2014

Las memorias de Anthony Blunt, personaje en cuya vida está inspirada esta novela, fueron expuestas a la luz pública por primera vez en 2009, en la Biblioteca Británica, que ha sido su depositaria desde la muerte de Blunt, en 1983. Banville, que publicó esta novela en 1997, se ha basado, pues, en otras publicaciones para desarrollar el personaje central personaje así como los miembros del famoso Círculo de Cambridge, del que surgieron los espías que han sido origen de diversas novelas y películas. De hecho, al final de la novela se incluye una bibliografía que el autor ha consultado o tenido en cuenta a la hora de escribir la novela.

Narrada en primera persona a partir del momento en que es deshonrado públicamente por haber traicionado a su país, Victor Maskell, a punto de cumplir 72 años, decide empezar unas memorias, recordando y contando su vida...a su manera; mientras una supuesta periodista, la señorita Vandeleur,  toma notas y le escucha a lo largo de un año. Habituado a llevar una doble o triple vida, a ocultar tanto la condición de espía como la de homosexual, haciendo equilibrios entre la colaboración con los rusos y su actividad en el Departamento de Exteriores,  el cargo de conservador de la Pinacoteca Real británica, Maskell vive una existencia en constante desasosiego y sin embargo, el peligro le excita, casi tanto como la contemplación de los cuadros de Poussin, el pintor que más admira desde su juventud, y de quien conserva toda su vida un pequeño cuadro, La muerte de Séneca, que llega a convertirse en un fetiche para él. “Desde el principio -afirma el protagonista narrador- vi en Poussin a un paradigma de mí mismo: la vena estoica, el afán de tranquilidad, la fe inquebrantable del poder de transformación del arte”.
Los recuerdos de su infancia en Irlanda del Norte, (esta es una de las licencias de Banville) las relaciones juveniles de la época estudiantil, la guerra, el viaje a Rusia, sus andanzas londinenses y los primeros contactos del espionaje, la relación con el arte, leit motiv de su vida, así como la paulatina asunción de su homosexualidad, su curioso matrimonio, los hijos...todo ello es barajado por el autor para intercalarlo en un simulacro de memorias.

El libro está dividido en tres partes. La primera, que habla de su infancia irlandesa, el drama de su hermano Freddie, deficiente mental, sus años en Cambridge, y cómo conoce a los amigos que determinarán el curso de su vida, el descubrimiento del socialismo, etc., “España, los kulaks, las maquinaciones de los trotskistas, -reflexiona Victor- la violencia racial en el East End: qué arcaico parece todo eso ahora, casi pintoresco, y, sin embargo, con cuánta seriedad nos tomábamos a nosotros y a nuestro lugar en el escenario del mundo.” Esta parte acaba con la boda de Victor y Vivienne, hermana de su adorado (pero heterosexual) Nick Brevoort. Una boda bastante incomprensible. Toda la relación con Vivienne queda muy en segundo plano, como una pequeña parte del telón de fondo.
La segunda parte aborda los primeros contactos con las redes de espionaje y contraespionaje, el viaje a Rusia y los amigos comunistas, (“Eso es algo que me asombra todavía, -se dice a sí mismo-que yo pudiese haberme entregado a una ideología tan esencialmente vulgar”), el comienzo de la guerra y el brutal bombardeo de Londres…y acaba con la muerte de su suegro y editor, hecho que coincide con otro más importante y crucial para él: su inicio sexual con otro hombre, en pleno bombardeo. Esta parte tiene una fuerza impactante; sin embargo, está narrada con suma delicadeza.
En la tercera parte se explaya más con su homosexualidad: habla de su relación estable con Patrick, las múltiples relaciones ocasionales y promiscuas en las que se ve envuelto, una vez asimilada su condición sexual. Cuenta también cómo entra al servicio de la Corona, convirtiéndose en el conservador de la pinacoteca real, su trabajo como director en el Instituto Warburg como sus clases en el Courtland, -que también dirigió-, las distintas actividades como espía, aunque narradas muy someramente, sus lejanas y gélidas relaciones con su esposa e hijos, los años cincuenta y la Guerra Fría, y finalmente va acercándose a la época más contemporánea en la que trata de averiguar quién le ha delatado, desenredando una enmarañada madeja de sospechas.

La historia, si bien esta muy inspirada en Blunt, no es en modo alguno una biografía, (de hecho, se toma grandes licencias respecto a su vida privada) es una novela, tengámoslo en cuenta. Una ficción que baraja la intriga con la introspección psicológica. Consigue reflejar el clima que reinaba en esos años, tanto los previos a la Segunda Guerra Mundial, como los años de guerra propiamente, y el marasmo en que se movían esos jóvenes provenientes de un alto nivel social escorados, sin embargo, hacia la ideología izquierdista; el ambiente turbio y siempre movedizo del espionaje, y la perturbadora obsesión sexual que le domina y que parecía contagiosa en esos círculos, así como el alcoholismo como vía de expulsión de los demonios interiores. “Éramos –afirma Maskell- la última hornada de gnósticos, éramos los guardianes de un conocimiento secreto, para quienes el mundo de las apariencias era únicamente una zafia manifestación de una realidad infinitamente más sutil, más real, solo conocida por unos pocos elegidos, pero cuyas férreas e ineluctables leyes actuaban en todas partes.(…) Por eso podíamos gastar bromas en cualquier sitio y beber toda la noche y reírnos como tontos, porque debajo de toda nuestra frivolidad obraba la firme convicción de que el mundo debía ser cambiado y éramos nosotros los únicos que lo podríamos llevar a cabo.”

Todo ello conforma una novela interesante, atractiva, muy bien escrita, cuidando los saltos en el tiempo, los vaivenes psicológicos del personaje, entre los vapores de alcohol y sábanas sucias, entre las frías salas de Windsor y los oscuros pasillos del Departamento de Exteriores, incluyendo unas interesantes reflexiones sobre el arte y sobre la vida. En el protagonista se da una confluencia entre el esteticismo, las maneras elegantes y frívolas de su persona y el brutal contraste con su vida sexual, un mundo sucio, vulgar y peligroso. Si al ello le mezclamos la actividad del espionaje, el resultado es explosivo.



Ariodante

Noviembre 2014

Etiquetas

 Mis Reseñas (1) Antología (3) Anuncios y Notas (1) arqueologico (1) arte (1) Artículos literarios (2) Articulos viajes (1) autobiografía (5) Cartas (2) ciencia ficción (1) Clásicos (1) Comentarios Artísticos (8) Comentarios Cinéfilos (11) Comentarios Cotidianos (7) Comentarios especiales (9) Comentarios Literarios (5) Comentarios Nostálgicos (6) comentarios poéticos (3) Comic (1) Cómic (2) Conferencias (1) cuento (2) Cuentos Ilustrados (1) Drama (1) ensayo (11) Ensayo arte (1) Ensayo biografico (13) ensayo histórico (6) Ensayo literario (6) Ensayos arte (1) Entrevistas (2) Eventos (33) Eventos artísticos (2) Eventos Literarios (35) libro ilustrado (2) Libros de viajes (3) literatura viajes (3) lliteratura de viajes (1) Memorias (4) Microrrelatos (1) Mis lecturas (9) Mis Reseñas (478) mitologia (1) mitología (2) naval (1) Notas (1) Novela (68) novela aventuras (13) Novela biográfica (6) novela ciencia ficcion (1) novela corta (14) novela de viajes (1) novela decimonónica (7) novela del oeste (3) Novela épica (1) novela fantástica (3) novela historica (35) Novela histórica (30) Novela histórica naval (17) novela intriga (17) novela japonesa (2) Novela polciaca (7) Novela policiaca (4) novela psicológica (1) Otros (1) POESIA (1) poesía (4) Recomendaciones literarias (2) Reflexiones literarias (1) Relato (8) relato histórico (1) relato mitologico (2) relatos (11) Relatos Oeste (1) Relatos. (14) Relatos.  Mis Reseñas (3) Reportaje (2) reportaje biográfico (2) reportaje viajes (3) reseñas (1) Reseñas (1) Teatro (1) Textos Memorables (4) Thriller (6) Western (7)

Seguidores

Follow by Email

Archivo del blog