14/8/15

AVENTURAS EN MOONFLEET

MOONFLEET



JOHN MEADE FALKNER

Presentación y Apéndice de Vicente Muñoz Puelles
Anaya, 2001


Quince años después de ser publicada «La Isla del Tesoro», y también «Las aventuras de David Balfour»,de R.L. Stevenson, John M. Falkner  publica en 1898 «Moonfleet», una novela de aventuras al más puro estilo «stevensoniano» que tiene todos los ingredientes del género: joven protagonista con maduro protector, contrabando, criptas misteriosas, huidas, luchas, búsquedas de tesoros, accidentados viajes marineros, etc. Es, pues, una novela ideal para lectura veraniega.
La narración está contada por el propio protagonista, lo que ya nos garantiza que a pesar de verse metido en mil y una aventuras, muchas de ellas con un final catastrófico, a la postre está en condiciones de hablar de su vida, rebosante de añoranza por los tiempos de su infancia y  juventud.
Además de un buen libro de aventuras, la novela nos describe una relación paterno filial entre dos personas que no tienen parentesco, pero que lo ansían. Elzevir Block, que regenta una taberna en Moonfleet, ha sufrido la pérdida de su hijo David, y John Trenchard, el joven protagonista, es huérfano; cuando sus caminos se cruzan, se establece entre ellos una estrecha relación de amistad y a la vez, encuentran el padre y el hijo que cada uno busca. El joven Trenchard se meterá en problemas por su desmedida curiosidad, pero Block cuidará de él y le intentará proteger en lo posible, si bien, John, rebosante de vitalidad y arrogancia juvenil, acaba por buscarse mayores complicaciones.
Elzevir Block dirige un grupo de contrabandistas que faenan entre la costa de Dorset y las islas del Canal. Pero Block tiene un enemigo, Maskew, que buscará su perdición y la del grupo, hallándola a su vez. Y Maskew tiene una hijita, Grace, a quien el joven Trenchard adora. La historia ya está servida.
Las aventuras se desatan con la traición de Maskew, por lo que Block y John deben huir de Moonfleet, y tras una serie de aventuras buscando el tesoro maldito de los Mohune, robado al rey por el coronel Barbanegra  y del que John consigue una pista, habrán de huir incluso de Inglaterra, donde se ha puesto precio a sus cabezas. En Holanda, donde recalan, también se buscan complicaciones, porque el joven Trenchard es testarudo y a pesar de que Block le respalda y le ayuda siempre que puede, llegará un momento en el que las cosas pintarán muy negras. Pasan años cautivos, John crece y se hace un hombre, y Elzevir envejece. Pero mantienen esa relación de amistad paterno filial, y llegado el momento, ven la ocasión de volver a ser libres.
Hay unos pasajes terribles al final de la narración, la lucha contra la tempestad en un mar embravecido frente a las conocidas rocas de la infancia y, finalmente el retorno al hogar simbolizado por la luz que se mantiene encendida a lo largo de los años como imagen de la esperanza. El tesoro de los Mohune revertirá en buenas obras, redimiendo a su dueño de la culpa y la maldición.
La novela ha sido llevada al cine por Fritz Lang, proporcionándonos una excelente película de aventuras, si bien con bastantes cambios en la historia y en los protagonistas de ella. En una carta de Lang, citada en el Apéndice, éste dice: «Creo que cada uno de nosotros tiene su Moonfleet, que es la propia infancia. Quizá eso influyó también en mi aceptación de la película, mi deseo de volver a ser, al menos durante unos meses, un niño de once años.»

John Meade Falkner (Manningford Bruce, Wiltshire, 8 de mayo de 1858 - Durham, 22 de julio de 1932) fue un escritor inglés, famoso especialmente por su novela de aventuras «Los contrabandistas de Moonfleet». Además fue un hombre de éxito en los negocios, llegando a ser ejecutivo de una empresa armamentística durante la Primera Guerra Mundial.
A los trece años, tras la muerte de su madre, se trasladó a vivir en Dorset, frente a la isla de Portland, paisaje que evocará como escenario de Moonfleet. Curiosamente, alternó la escritura de guías de viaje, con dos novelas más, sin demasiado éxito. Fue un gran erudito, interesado en heráldica, libros antiguos y manuscritos medievales.



Ariodante 

Etiquetas

 Mis Reseñas (1) Antología (3) Anuncios y Notas (1) arqueologico (1) arte (1) Artículos literarios (2) Articulos viajes (1) autobiografía (5) Cartas (2) ciencia ficción (1) Clásicos (1) Comentarios Artísticos (8) Comentarios Cinéfilos (11) Comentarios Cotidianos (7) Comentarios especiales (9) Comentarios Literarios (5) Comentarios Nostálgicos (6) comentarios poéticos (3) Comic (1) Cómic (2) Conferencias (1) cuento (2) Cuentos Ilustrados (1) Drama (1) ensayo (11) Ensayo arte (1) Ensayo biografico (13) ensayo histórico (6) Ensayo literario (6) Ensayos arte (1) Entrevistas (2) Eventos (33) Eventos artísticos (2) Eventos Literarios (35) libro ilustrado (2) Libros de viajes (3) literatura viajes (3) lliteratura de viajes (1) Memorias (4) Microrrelatos (1) Mis lecturas (9) Mis Reseñas (483) mitologia (1) mitología (2) naval (1) Notas (1) Novela (69) novela aventuras (13) Novela biográfica (6) novela ciencia ficcion (1) novela corta (14) novela de viajes (1) novela decimonónica (7) novela del oeste (3) Novela épica (1) novela fantastica (1) novela fantástica (3) novela historica (36) Novela histórica (30) Novela histórica naval (17) novela intriga (17) novela japonesa (2) Novela polciaca (7) Novela policiaca (4) novela psicológica (1) Otros (1) POESIA (1) poesía (4) Recomendaciones literarias (2) Reflexiones literarias (1) Relato (8) relato histórico (1) relato mitologico (2) relatos (12) Relatos Oeste (1) Relatos. (15) Relatos.  Mis Reseñas (3) Reportaje (2) reportaje biográfico (2) reportaje viajes (3) reseñas (1) Reseñas (1) Teatro (1) Textos Memorables (4) Thriller (6) Western (7)

Seguidores

Follow by Email

Archivo del blog