14/12/09

MARGARET DUMONT, LA ETERNA SPARRING DE GROUCHO

Quiero rendir un homenaje aqui hoy, aunque no sea su aniversario, a Margaret Dumont, la eterna sparring de Groucho, la eterna dama encopetada que le soportaba sus chanzas y corrosivas insinuaciones con la sonrisa en la cara, y sin apenas inmutarse, casi una cabeza por encima, ya que era más alta que él.

M.Dumont: Estuve con él hasta el final.
Groucho: No me extraña que falleciera.
MD: Lo estreché entre mis brazos y lo besé.
G: Entonces, fue un asesinato. ¿Te casarías conmigo? ¿Te dejó mucho dinero? Responde primero a lo segundo.
MD: ¡Me dejó toda su fortuna!
G: ¿No comprendes lo que intento decirte? Te amo.

Dumont, (Brooklyn, N.Y.,1882- California, 1965) cuyo apellido real era Baker, trabajó desde 1907 como actriz de vodevil en los teatros de NY, haciéndose llamar Daisy Dumont; contrajo matrimonio en 1910 con el empresario John Moller Jr, con quien compartió su vida hasta su muerte, a los ochenta y tres años.
En los años veinte entró a formar parte del equipo de los Hermanos Marx, triunfando en The Cocoanuts y a partir de ahi, su colaboración con ellos fue tan permanente que Groucho incluso la llamaba el quinto hermano Marx , aunque realmente hubieron cinco hermanos, pero sólo cuatro llegaron a trabajar en el cine.
Margaret desempeñaba siempre el mismo papel, casi con los mismos trajes, el mismo porte y la misma prestancia: talmente el saco al que los boxeadores golpean para entrenarse, ella era la sparring de Groucho, y a veces tenía que soportar a harpo colgándosele en sus brazos. Representaba siempre a una dama de la alta sociedad, riquísima, elegantísima, patrocinadora de eventos culturales o negocios, y a la que Groucho intentaba convencer para que se casase con él, o al menos, le solucionara sus eternos problemas financieros. La hacía objeto de toda clase de burlas, que ella soportaba estólidamente con una sonrisa en los labios o una expresión de sorpresa.
A veces, fingía que se dejaba convencer por Groucho y hacía como que le amaba. Todo el mundo reía con las gracias grouchianas, mientras ella tenía que aguantar el tipo y sonreir. Hace falta tener muy buen humor ¿no? Y el papel del sparring es importante. Muchos personajes necesitan su sparring , o su secundario, que contrasta con él para mayor lucimiento de su papel. ¿qué sería de Sherlock Holmes si no tuviera detrás al Dr. Watson, aquien decirle constantemente ¡Elemental!?
Dumont no sólo hizo películas con los Marx, aunque probablemente es mucho más conocida por esas que por las otras, como, por ejemplo:
Mujeres, dirigida por George Cukor en 1939,
Escuela de sirenas, dirigida por George Sidney en 1944 y protagonizada por Esther Williams, y
Ella y sus maridos, su último papel para el cine, dirigida en 1964 por J. Lee Thompson, protagonizada por Paul Newman, Shirley McLaine, Dean Martin, Robert Mitchum y Gene Kelly, donde Dumont interpretaba a la madre de Shirley McLaine.

En fin, como en una de sus películas, le diremos, con Groucho: Señora, usted también es bastante excelente.




















http://www.youtube.com/watch?v=Oie-s0B0gKc&feature=player_embedded#

5 comentarios:

ethan dijo...

Cuando uno ve esas películas se pregunta como hacía la Dumont para no reirse a carcajadas y estropear la toma. La verdad es que lo hace bien, tan seria e incluso enfadada de los absurdos comentarios de Groucho. No sé si el cómico cuenta algo de esto en sus memorias (las estoy leyendo y todavía estoy en la adolescencia de él y sus hermanos) ya te contaré.
Saludos!

ARIODANTE dijo...

Hola, Ethan! Si, la verdad es que se necesita buen temple y auto control para no estallar en carcajadas. ¡Tener a Groucho al lado debía ser tremendo! ¿Cual estás leyendo? "Groucho y yo" o "Las memorias de un amante sarnoso"? He leído ambas,pero las primeras las recuerdo como más deternillantes, aunque no recuerdo si habla expresamente de Dumont. Creo que sí.

ethan dijo...

Estoy leyendo "Groucho y yo", pero avanzo poco, las carcajadas no me dejan continuar...

ARIODANTE dijo...

Ése es el mejor. Yo también me moría de risa leyéndolo.

Gww dijo...

Es un muy merecido homenaje ya que aunque los aplausos y risas se las llevaran otros, ella era la artífice y responsable de gran parte de ellas. Como dice ethan, parece increíble que aguantara la risa y actuara con la misma seriedad que la que pudo tener en otras películas.

Sólo me queda refrescar la memoria con los enlaces que nos has puesto.

Saludos.

Etiquetas

 Mis Reseñas (1) Antología (3) arqueologico (1) arte (1) Artículos literarios (2) Articulos viajes (1) autobiografía (5) Cartas (2) ciencia ficción (1) Clásicos (1) Comentarios Artísticos (8) Comentarios Cinéfilos (11) Comentarios Cotidianos (7) Comentarios especiales (9) Comentarios Literarios (5) Comentarios Nostálgicos (6) comentarios poéticos (3) Comic (1) Cómic (2) Conferencias (1) cuento (2) Cuentos Ilustrados (1) Drama (1) ensayo (11) Ensayo arte (1) Ensayo biografico (13) ensayo histórico (6) Ensayo literario (6) Ensayos arte (1) Entrevistas (2) Eventos (33) Eventos artísticos (2) Eventos Literarios (35) libro ilustrado (2) Libros de viajes (3) literatura viajes (3) lliteratura de viajes (1) Memorias (3) Microrrelatos (1) Mis lecturas (9) Mis Reseñas (460) mitología (2) naval (1) Notas (1) Novela (64) novela aventuras (11) Novela biográfica (6) novela ciencia ficcion (1) novela corta (11) novela de viajes (1) novela decimonónica (7) novela del oeste (3) Novela épica (1) novela fantástica (3) novela historica (32) Novela histórica (29) Novela histórica naval (17) novela intriga (17) novela japonesa (2) Novela polciaca (7) Novela policiaca (4) novela psicológica (1) Otros (1) POESIA (1) poesía (4) Recomendaciones literarias (2) Reflexiones literarias (1) Relato (8) relatos (10) Relatos Oeste (1) Relatos. (13) Relatos.  Mis Reseñas (3) Reportaje (1) reportaje biográfico (2) reportaje viajes (3) reseñas (1) Reseñas (1) Teatro (1) Textos Memorables (4) Thriller (6) Western (7)

Seguidores

Follow by Email

Archivo del blog