29/5/15

PATCHWORK HISTÓRICO

RETALES DEL PASADO
Antología de relatos históricos


Ed. Pàmies, 2015


Conjunto heterogéneo de relatos, bajo el tema común de la narración histórica, se reunen en este libro -proyecto solidario impulsado por Sebastián Roa y Teo Palacios-, diecinueve escritores de distintas procedencias y estilos, que cederán sus derechos de autor a la Biblioteca Viva de al-Ándalus, entidad dedicada al cuidado y proyección de una parte de nuestro patrimonio histórico. Situada en un edificio palaciego de Córdoba, con huellas romanas y medievales en sus alrededores, cuenta con fondos bibliográficos  especializados en al-Andalus y sus tres culturas, consistentes hasta ahora en unos 2000 libros y colecciones de revistas. Tiene como objetivo procurar el conocimiento de la cultura andalusí, de sus ricos componentes y relaciones históricas, plasmadas en las diversas manifestaciones de la civilización allí desarrollada, con aportaciones a la cultura universal, puente y contacto entre Oriente y Occidente.

Con un plantel de escritores de la talla de Javier Negrete, Teo Palacios, Carlos Aurensanz, Miguel Aceytuno, Carolina Molina, Mª Pilar Queralt del Hierro, Javier Pellicer, Sebastián Roa, Olalla García, y Ramón Muñoz, por nombrar sólo a algunos, y otros muchos, hasta completar los diecinueve; procedentes los unos del campo de la Historia, la Filosofía, el Arte, o el Periodismo; procedentes los otros de muy diversas profesiones, pero con fuerte interés personal por la Historia y por la Literatura; todos ellos  con varios libros ya en su haber, cada uno aportando un texto que, a veces está en la línea de sus otras novelas y a veces nos sorprende dando un giro radical, como es el caso de Sebastián Roa, que nos transporta al Japón contemporáneo o Carolina Molina, que abandona su Granada moruna por el Egipto faraónico.

Si agrupamos los relatos por épocas históricas, la Antigüedad está contenida en varios textos: “Régulo”, que revive las luchas de Indíbil y Mandonio, contra el ejército romano en Iberia; “El camino del sol” en una bella historia de amor y muerte en el Egipto faraónico. Griegos y romanos, aquí: un poético y emotivo relato, “El acantilado de la luz” sobre el mito de Safo y Faón, y una ucronía romana, “César y la nereida” donde  un envejecido César proyecta una obras descomunales que afectan a los dominios de Neptuno. La Persia sasánida resurge en “Partida de caza”, donde las mujeres, desde sus aposentos apartados, hablan de hombres.  
El Medioevo tiene dedicados otros: un inquietante y perturbador “El sótano del avaro judío”, los conciliábulos reformistas españoles en “Los muros de la reforma” traduciendo la Biblia del Oso. “El hachib”, introduce de lleno el mundo musulmán hispánico.
Renacimiento y Modernidad tienen su muestra: dos textos referidos a los conquistadores, y con el personaje de Malinche como eje: “María de Estrada” en el que se nos hace un intenso resumen de la conquista de México,  y “La sombra de nadie”, relato algo oscuro e inquietante. Y transportandonos a Italia, “La Tempestad” es un delicioso relato sobre el pintor Giorgione, en busca de la imagen perfecta de una dama, basándose en su pintura homónima. Volviendo a España, “La hermosa hembra” es una historia de amor y lealtad ambientado en Sevilla. “El legajo, relato que cierra el conjunto, es un cálido homenaje a Don Miguel de Cervantes.
El siglo XVIII tiene sólo un relato que le usa como marco temporal: “Los húmedos infiernos de Bicètre”, terrible alegato contra la crueldad y la violencia.
El mundo contemporáneo enmarca dos textos ambientados en España, “Tardes de café vienés”, y “El retrato del general”; el conflicto de la India con el mundo occidental anglosajón está magníficamente presentado en uno de los relatos más originales, por su temática y ambientación: “El hombre más fuerte del mundo”. en El  Japón de la II Guerra Mundial, con “Dos nombres de mujer” nos hace dudar entre matar o morir. Siguiendo con el último conflicto mundial, “De ser capitán”, es un delicioso relato de tema naval, cargado de humor y ternura, mostrando la vida marinera, no desprovisto de tensión.
A destacar del conjunto, los textos de Carla Montero(La tempestad), Ramón Muñoz (El hombre más fuerte del mundo), Magdalena Lasala (El acantilado de la luz), Francisco Narla (El legajo), Miguel Aceytuno (De ser capitán) Olalla García (Partida de caza)  y Sebastián Roa (Dos nombres de mujer). Relatos todos ellos que por su tema, por su original mirada o composición, me han resultado más llamativos.

Sin embargo, en una mirada general unos y otros están bien compuestos, puesto que estos autores ya han demostrado sobradamente que saben escribir, aunque no sea lo mismo escribir novela que relato y quizá a algunos se les nota un poco.  De un modo u otro, estamos ante una buena causa, y una buena idea la de reunir todos estos autores aportando estos diecinueve textos, con tan feliz resultado.




Ariodante

Mayo 2015

25/5/15

UNA DE PIRATAS

LA TAZA DE ORO
Vida de sir Henry Morgan, bucanero, con ocasionales referencias a la historia
JOHN STEINBECK
Edhasa, 1989





Primera novela de Steinbeck, publicada en 1929. Difícilmente clasificable, no es novela histórica propiamente, más bien es un acercamiento novelado a la vida del pirata Henry Morgan (1635-1688), como bien aclara el propio subtítulo. Sobre la vida de este bucanero se han inspirado cantidad de escritores, así como cineastas. Pero mientras Salgari lo presenta como héroe de sus novelas de aventuras, o Exquemelin hace un reportaje en directo de Morgan, puesto que estuvo navegando con él, Steinbeck no hace ni una cosa ni otra. En su momento fue un fracaso de ventas. Y me temo que en ningún momento ha superado esa apreciación. El escritor hubo de pulir mucho su estilo antes de conseguir el Nobel. Aquí sólo encontramos algunos retazos de originalidad y de poesía.
En este texto, hay una aproximación al personaje del pirata Morgan fundiendo la historia con la leyenda, la psicología con la imaginación, la narración con la poesía y diversas digresiones que probablemente hubiera debido evitar…o combinarlas mejor. El subtítulo del libro es, efectivamente, correcto: las referencias a la historia son sólo ocasionales. La “Taza de Oro” se refiere a Panamá, aunque podría ser un símbolo del Grial, tal y como mezcla leyenda y realidad.

No es, pues, un libro redondo. Steinbeck acaba de iniciar su andadura literaria y este no es su mejor trabajo, ciertamente. Presenta pinceladas, esbozos, bosquejos, todo a vuelapluma, deteniéndose, sin embargo, en diálogos que no están suficientemente trabajados o son inverosímiles. El personaje de Morgan, su carácter, no queda más que bosquejado, con trazos gruesos y bastos. Sus hazañas, apenas esbozadas, incluida la más importante de ellas, la toma y saqueo de Panamá. Steinbeck imagina primero a un joven que desea ver mundo, correr aventuras, salir del campo al que le ata su familia…y que cae ingenuamente bajo las garras de un halcón, siendo vendido como esclavo en Barbados. Después, imagina al joven creciendo y liberándose de su esclavitud, , que el autor presenta no sólo como leve, sino además como placentera, encontrando en su amo un segundo padre. Sin embargo, sigue queriendo partir, quiere embarcarse a toda costa y ser bucanero. Finalmente lo consigue, al entrar en contacto con verdaderos piratas y corsarios. Y a partir de ahí, se lanza a toda una serie de peligrosas aventuras en las que la suerte o su sistema organizativo le hacen saltar de triunfo en triunfo.

El tema de las mujeres lo trata de modo muy confuso. No sabemos si las desea o no las desea, realmente, como mujeres, o como botín de guerra. Que sentía pulsión sexual es obvio, pero no que sintiera pasión amorosa alguna. La supuesta pasión hacia la dama panameña, la Santa Roja, queda muy mal resuelto. La relación con su prima Elizabeth, también. Y el enamoramiento juvenil …es tan imaginario como mal resuelto.
Y tampoco el tema de la amistad lo plantea y resuelve insatisfactoriamente, puesto que la relación con Coeur de Gris es bastante increíble.

Y la parte final, en que el rey Carlos II de Inglaterra lo hace caballero y le convierte en vicegobernador de Jamaica, con la misión de capturar y colgar a sus antiguos compañeros de piratería…también es resuelta de un modo demasiado superficial. El rey lo considera poco menos que un estúpido, (pero útil) a lo que le responde el escritor John Evelyn: “Si los grandes hombres no fueran estúpidos, hace mucho que el mundo habría sido destruido. ¿Cómo podría ser de otra forma? La locura y la visión distorsionada son los fundamentos de la grandeza.” Y refiriéndose a Morgan, insiste: “Él anhelaba algo y fue lo bastante estúpido como para creer que podría conseguirlo. Y precisamente por su estupidez…lo consiguió, una parte de ello.”
En algunos momentos, el personaje de Morgan más bien lo vemos como un pusilánime, dubitativo e indeciso, en suma, una imagen borrosa. A veces cruel, a veces sensible, a veces doliente y a veces …estúpido.
Francamente, si se quiere saber realmente algo de Morgan, mi consejo es que se prescinda de este libro y se recurra a Exquemelin (su libro está publicado en Valdemar) o a otros.   Y si lo que se busca es una novela de aventuras…diríjanse a Salgari, mismamente, y su serie de El corsario negro. Este es un libro francamente prescindible.

John Steinbeck (Salinas, 1902--Nueva York, 1968) Narrador y dramaturgo estadounidense, famoso por sus novelas que lo ubican en la primera línea de la corriente naturalista o del realismo social americano, junto a nombres como E. Caldwell y otros. Obtuvo el premio Nobel en 1962.




Ariodante
Mayo 2015




20/5/15

SHERWOOOD IN THE WOOD

MUERTE EN EL BOSQUE


SHERWOOD ANDERSON

Trad.: Miguel A. Martínez-Cabeza

Ed. Traspiés, col. Breves, 2014


Conjunto de trece relatos cuyo nexo narrativo gira, como afirma el traductor  en la introducción, alrededor del tema de la muerte y de las mujeres.  Personalmente creo que podría añadírsele otro tema: la naturaleza. La naturaleza está presente en todos los relatos, a veces incluso su presencia es más determinante aún que la de los humanos.  Textos, pues, en los que apreciamos el dramatismo de la vida y la muerte, si bien ésta se presenta como algo natural, como algo con lo que convivimos cotidianamente. 
El relato que da nombre al libro, “Muerte en el bosque”, conjunta de modo impresionante la muerte y la naturaleza, consiguiendo presentarlo de un modo en el que el dramatismo está a la par con la belleza. Y el de “La siembra del maíz”, que también trata el tema de la muerte, es, a mi juicio, de una ternura y de un simbolismo enormes. La naturaleza y la muerte están también fuertemente ligados en “La muerte del hermano” (libre traducción de “Brother Death”).  La relación de los hombres ante lo agreste de los bosques, la nieve, los ríos, los animales…País de granjeros y ganaderos, Estados Unidos es el país de los grandes espacios, donde el hombre toma su dimensión real, tergiversada en las ciudades, mundos creados por el artificio humano. En plena naturaleza, el hombre se convierte en un elemento más de una creación ajena. 

 Del mismo modo, las mujeres ocupan un punto de mira del narrador, si bien siempre observadas, admiradas o deseadas, desde la mirada masculina. “Otra esposa” y “La esposa” son dos relatos en los que el narrador consigue transmitir la ebullición interior de un hombre maduro cuando se siente atraído profundamente por una mujer. El narrador siempre es masculino y a veces el lector podría confundirlo con el propio autor,  puesto que éste se implica, cediendo la palabra a un segundo narrador, con el que conversa, y las historias van surgiendo al modo de “me contaron que…” o “tal persona me contó cómo…”, lo cual lleva a múltiples digresiones, puesto que la acción relatada en segundo lugar  va y vuelve a la relatada en primer lugar.  Este modo narrativo le da una peculiaridad cercana al mundo literario de los modernistas anglosajones, de hecho cuando estuvo en París visitó a Gertrude Stein, de la que se consideraba un admirador y seguidor literario, en cuanto a la forma. Muchos retazos de sus relatos tienen forma de monólogo interior, o flujo de conciencia, como se ha venido llamando.

El relato que más me ha llamado la atención es justamente el que cierra el conjunto: “En un lugar extraño”, en el que el narrador, un supuesto profesor de filosofía, reflexiona sobre la necesidad de estar unos días o unas horas al margen de todo lo habitual para cambiar de aires. En palabras del autor: “Puede ser que la vida me haya ensuciado y que haya venido aquí, a este lugar extraño, para darme un baño en una vida desconocida, para quedar limpio y fresco de nuevo” (…) “A veces  a uno le gusta estar solo. Estar solo no significa ir donde no hay gente. Significa estar donde todos son desconocidos” Son unas reflexiones muy interesantes y la narración cuenta el viaje (sin dirección, sin motivo, sin tiempo definidos) de un profesor de filosofía de un pueblo del medio Oeste.
Considerado como uno de los padres del cuento estadounidense, como afirmó Faulkner, que le conoció y trató durante la estancia de Anderson en Nueva Orleans.  El propio Faulkner está retratado en el relato “Encuentro en el sur”, en el personaje al que llama David.
En suma, un conjunto de relatos que nos hacen sentir y que nos hacen pensar. Y con ellos descubrir (quien aun no lo conozca) a un autor de imprescindible lectura.

Sherwood Anderson (Camden, Ohio, 1876 — Colón (Panamá), 1941), escritor estadounidense, maestro de la técnica del relato corto, y uno de los primeros en abordar los problemas generados por la industrialización. Se crió en una familia campesina y dejó la escuela a los 14 años. Durante los años siguientes se dedicó a trabajar en diversos oficios. Después fue soldado en Cuba, durante la Guerra hispano-estadounidense. Con el objetivo de dedicarse a la literatura, se mudó a Chicago donde empezó a escribir novelas y poemas. Su obra se ganó el aprecio de Theodore Dreiser, Carl Sandburg, y Ben Hecht, entre otros. Uno de sus libros más aclamados es Winesburg, Ohio, colección de 22 relatos relacionados entre sí -uno de ellos en cuatro partes- que muchos críticos consideran en realidad una novela y uno de los mejores libros en lengua inglesa del siglo XX. Describe, a medio camino entre el análisis psicológico y el sociológico, las frustraciones de los habitantes de una pequeña comunidad rural incapaces de adaptarse a las nuevas formas de vida.

Fuensanta Niñirola (Ariodante)




Seguidores

Follow by Email

Archivo del blog