17/7/17

AMANECIENDO

TRES VECES AL AMANECER
Título original: Tre volte all’alba
ALESSANDRO BARICCO
Traducción: Xavier González Rovira
Anagrama, 2013


Tres historias donde el amanecer es el nexo de unión entre ellas. Un amanecer cargado de simbolismo: por un lado la soledad del hombre ante su propia vida, y por otro la mirada hacia el futuro que se le abre al comenzar un nuevo día. Tres relatos independientes, cuyas tramas no guardan más relación entre sí que justamente la disparidad que muestran.  Las tres tienen un hotel por escenario, un hotel donde se producen tres encuentros desiguales: un hombre y una mujer, una jovencita y un viejo portero; una madura mujer policía y un niño. Encuentros casuales pero que marcarán su siguiente recorrido vital, su futuro inmediato…tras el amanecer del nuevo día.

Es este un caso de secuela/precuela literaria. El título hace referencia a su anterior novela “Mr.Gwyn”(2011), en la cual un tal Akash Narayan, imaginario escritor anglo-indio escribe una novela con ese mismo título. El autor, en una nota al principio, aclara que “mientras escribía esas páginas (las de Mr.Gwyn) me entraron ganas de escribir también ese pequeño libro, un poco para darle una leve y lejana secuela a Mr Gwyn y otro poco por el puro placer de ir en pos de una idea determinada que tenía en la cabeza. Así que, tras terminar Mr Gwyn, me puse a escribir Tres veces al amanecer, algo que hice con sumo gusto.”

Los hoteles son espacios especialmente literarios. Por ellos desfilan innumerables historias humanas: lujosas, en los grandes hoteles; miserables, en hoteluchos de mala muerte; alegres, en algunos casos, en los más, dramáticas y tristes. Solitarias, en una enorme mayoría. Narradas de un modo muy cinematográfico, estas historias están escritas y planteadas casi como si fueran un guión. Los diálogos, breves, minimalistas. Los escenarios, descritos con minuciosidad, pero dando importancia solo a algunos detalles:
 “En el exterior, reinaba la oscuridad que precede al amanecer: ni de noche ni de día. El vestíbulo del hotel permanecía en su inmovilidad, elegante en los detalles, limpio, suave: cálido en sus colores, silencioso, bien colocado en el espacio, iluminado de reflejo, las paredes altas, el techo claro, libros sobre las mesas, cojines bien rellenos en los sofás, cuadros enmarcados con devoción, un piano en una esquina, unos pocos textos necesarios, el tipo de letra nunca utilizado al azar, un péndulo, un barómetro, un busto de mármol, cortinas en las ventanas, alfombras en el suelo —la sombra de un perfume.”
El primer encuentro es entre un hombre que está abandonando un hotel y una mujer que llega. Entre ellos surge como una especie de ligazón. Él intenta marcharse pero la presencia de ella le refrena, y permanece como en un tiempo indeciso, atemporal. Hasta que la realidad se impone.
“No me irá a decir que nunca lo ha pensado. Dejarlo todo y volver a empezar de nuevo. No estaría nada mal, ¿verdad?
Usted está loca.”
El segundo encuentro se produce en otro sórdido  hotel, al que llega una pareja joven, muy joven. Llegan bebidos  y su comportamiento no es el más adecuado en publico. El portero, un viejo, se da cuenta que la chica lleva mal camino con ese jovenzuelo, se siente paternal y trata de convencerla para que le abandone. 
“El hombre se quedó allí, delante del hotel. Miró a su alrededor y se sorprendió al ver una luz que aún sabía a amanecer, porque en realidad le parecía que habían pasado horas desde que se marchara con la joven. ”

El tercer encuentro también comienza en una habitación de hotel, pero se desarrolla en un coche, en la carretera. Una madura mujer policía se hace cargo de un chico de trece años cuyos padres han sido asesinados. El trayecto en el automóvil durante la noche y la llegada a la casa de un viejo amigo/amante, al amanecer, le hace replantearse su vida.
“Mira qué maravilla.
¿El qué?
La luz, allí al fondo. Se llama amanecer, es luz.
Amanecer.”

En suma, tres historias en las que el amanecer implica una posibilidad de cambio, de nuevo rumbo en unas vidas, de otros horizontes.  Pero todo queda en el aire, como una opción  posible. Baricco sigue mostrando su buen hacer y usando un lenguaje minimalista, parco y contenido, transmite emociones y sensaciones con las que el lector puede identificarse o no, pero puede comprender.


Fuensanta Niñirola


10/7/17

ROMA: EL ORIGEN

LA FUNDACIÓN DE ROMA

ISABEL BARCELÓ 

Epílogo Histórico: Juan Carlos Moreno

Ilustraciones: Pilar Más

Gredos, 2017




Dentro de la colección de Mitología que está publicando Gredos por entregas, encontramos esta nueva narración de Isabel Barceló, gran amante de Roma, su historia, arte y tradiciones. Sobre la fundación de Roma hay varias líneas narrativas, aunque la autora se ha centrado en la más arraigada, que es la de Rómulo y Remo. Tanto Tito Livio como Plutarco tratan esta leyenda como si fuera verdadera historia, buscando explicaciones racionales a lo que se narra como mito: el embarazo de Rea Silvia atribuido a un dios, la loba/ Aca Larencia que amamanta a los gemelos…pero resulta mucho más atractivo el mito, más literario y poético. Recuperarlo, junto a otros muchos, es el objetivo de esta colección.

Los gemelos Rómulo y Remo, herederos de la estirpe real, tras ser arrojados al Tíber por su “sacrílego” nacimiento, sobreviven al ser prodigiosamente amamantados por una loba. El pastor Fáustulo y su esposa los recogen y crían como hijos propios guardando  celosamente el secreto de su origen. Rómulo y Remo crecen como dos valerosos jóvenes. Cuando, al llegar a la edad adulta, descubren su verdadera identidad, toman cumplida venganza de quien había mandado asesinarlos. Decididos a fundar una nueva ciudad, retornarán a los parajes de su infancia, mas su deseo no se vería cumplido sin derramamiento de sangre. Fruto de estos conflictos nacerá Roma, mítica cuna de la civilización romana.
Muchos temas conocidos podemos apreciar en este mito. La violación de una mortal por parte de un Dios, si bien no como acto violento, sino durante el sueño, es un tema habitual, y recuerda la de Dánae con la lluvia dorada de Zeus y otras muchas, realizadas generalmente recurriendo a un cierto engaño, a una transformación del dios. Y el resultado son unos hijos que pueden convertirse en héroes.

La lucha fratricida es un tema común, habitual, quizás demasiado, en la historia de la humanidad y se ve reflejada –cómo no- en los mitos y leyendas.  Así a pesar de ser gemelos, Romulo y Remo son dispares y la tensión entre ambos acaba por estallar. El menos agraciado por los dones del poder odia al que destaca por su ecuanimidad y dotes de mando. Y la lucha surge. Cuántas veces ha ocurrido y, desgraciadamente ocurrirá.
Los niños lanzados a las aguas para morir es otro tema repetitivo: ante la horrible idea de matar un niño, se prefiere abandonarlo a su suerte, en cesto, barquichuela, arca …una suerte que luego es trastocada por mano divina o humana.

En Roma, la figura femenina en la vida social tenía una importancia mayor que en otros pueblos y su papel pacificador se contempla con la escena final.
La intervención de los dioses, las luchas entre hermanos, la estirpe legendaria y heroica, las mujeres como  argamasa de unión, ….y un pueblo que surge, un pueblo que dará mucho que hablar durante siglos: empezando por un inmenso legado: el lenguaje latino, creador de una cultura de la que somos herederos en Occidente.
Isabel Barceló no puede ocultar la emoción con que narra estos hechos, cómo describe los paisajes, las gentes sencillas y los héroes. Y sin embargo su lenguaje es contenido, justo, sin divagaciones eruditas ni divulgativas. Simplemente nos está contando una historia. Una historia de dioses y hombres, una historia que hará Historia.
Como en los anteriores libros de esta colección, la parte histórica y la repercusión del mito en la literatura y el arte, es analizada brevemente por  Juan Carlos Moreno, y Pilar Más ameniza el libro con ilustraciones con mucho sabor clásico.  Muy recomendable lectura.





-->
Fuensanta Niñirola

5/7/17

MANRIQUES DE LARA

RECUERDE EL ALMA DORMIDA
RAFAEL ÁLVAREZ AVELLO
Editorial La Huerta Grande, 2016



El presente libro es una bellísima recreación o, si se nos permite, actualización narrativa del universal poema del prerrenacentista Jorge Manrique. Algunos lo han clasificado como «novela histórica», aunque el texto supera una clasificación fácil. Historia hay en ella: los turbulentos años previos al reinado de los Reyes Católicos, donde los Manrique, familia de nobleza vieja, intervienen en batallas no solo contra los moros, defendiendo la frontera sur, sino en las luchas derivadas de las intrigas por el trono de Castilla, tras los reinados de Juan II Y Enrique IV, ambos reyes débiles, suplantados por validos, como Álvaro de Luna y el Marqués de Villena. Los Manrique de Lara son una familia honorable, soldados de prestigio, cuya cabeza visible, tras la muerte del patriarca Don Pedro Manrique, es Don Rodrigo, Condestable de Castilla y Maestre de la Orden De Santiago. Este es el marco histórico.

Don Rodrigo tiene al primogénito, Jorge, nacido de su primera esposa (Doña Mencía). En la novela, el autor recurre a un personaje imaginario: el bastardo Juan Manuel, personaje imaginario, que funciona como alter ego de Jorge, narra la historia y da pie a sabrosas sugerencias, pensamientos y digresiones. Pensamientos que, como en las Coplas, hablan del devenir del Tiempo, los cambios de la Fortuna, la Vida como viaje hacia la Muerte, el más allá cristiano, la relatividad de las cosas y  la igualación de las vidas  en su final.

“Los hombres viven tres veces. Viven todos la vida del cuerpo; dura y efímera . Después la del cielo, donde el alma no tiene cuerpo en donde morirse. Pero sólo algunos viven la tercera vida, la de la fama, que es vivir en la memoria de quienes les conocieron. La peor de las tres. Para llegar hay que atravesar un desierto donde no hay sombra de vicio para guarecerse de la virtud. Ni debilidad. Ni descanso. Ni ternura”

Feliz recurso literario: colocar al narrador, en su solitaria vejez, frente a otro personaje imaginario, una silenciosa joven desconocida a la que acoge en su cabaña, compartiendo sus potajes y escuchándole historias. Digo sus historias y digo bien, porque no solo es la historia de su vida, a grandes rasgos, sino la de su hermanastro Jorge y la de su padre, principalmente. Le figura del padre, como en las Coplas, es de tal talla que impregna sus recuerdos, ideas, emociones.  Inserta, asimismo, diversos cuentos, a modo de parábolas para ilustrar la realidad.
El alma dormida del viejo bastardo, recuerda, pues. Recuerda la Historia y las historias. Su vida y las vidas de los que le rodearon, que vivieron y murieron, los mejores y los peores momentos. Y ocurre que, habituado como suelen los solitarios, a hablar consigo mismo y con sus recuerdos, el viejo soldado rememora tanto a Jorge que incluso evocará su presencia, surgido de las sombras del pasado, sumándose a un diálogo cargado de emoción. Habla el narrador:

“Así fue nuestro tiempo: crudo, de mucha guerra y pocos libros. Hasta los versos a medio hacer sólo podían guardarse bajo la coraza, ¿qué lugar es para un poema?… Yo quería ser Gómez. Fue en quien me fijé cuando despuntó mi hombría y dije: ése, ese hombre quiero ser. Jorge, en cambio, eligió a Rodrigo. […]Pero ¿es eso pensar? No es pensar… Buscas a alguien para parecerte y lo conviertes en tu ídolo. […] Has dejado de ser «lo que sientes» y te has convertido en «lo que crees»[…]Ya lo decía María la alta: «no hay hombre sin debilidad». Y saberlo te cambia otra vez. Dejas, entonces, de ser «lo que crees» para convertirte en «lo que piensas».” Sabias y acertadas reflexiones de una nodriza que conoce a los hombres desde que nacen.

Así, toda la novela es un monólogo que deviene en diálogo, en el que el lector se siente implicado en todo momento; al principio es largo monólogo del viejo, porque la joven escucha y poco dice, salvo al final.
Dividida en cuatro partes, narra la niñez y juventud de los dos hermanos, Jorge y el narrador,  la relación con el padre y otros personajes, el otro abuelo Manuel, la nodriza, María la alta, el tío Gómez, poeta, encargado de su educación; los primeros amores, la pasión de Jorge y Elvira, además de otros lances y batallas, la irrupción de Isabel como heredera de Enrique Trastámara frente a Juana la Beltraneja; las bodas de Isabel con Fernando de Aragón, a escondidas y contra la voluntad del rey.  En la tercera y cuarta parte el texto se convierte casi en drama teatral: el monólogo –en el que se inserta el cuento/parábola sobre tres reyes- se convierte en un diálogo más fuerte, con más tensión.

 “¿Cuándo se envejece?… Ya te lo dije: cuando te conviertes en «lo que piensas». Es entonces cuando comienza tu verdadera vida.”[…]“¿Qué cosas hacen moverse a un hombre? Yo te digo algunas: cualquier virtud, cualquier vicio, el amor, el odio. Y también la culpa. […]¿Sabes tú lo que son las marcas?… Un momento como cualquier otro pero que marca tu vida. Cada uno de tus amores. La primera vez que tocaste el cuerpo sereno de una mujer. El nacimiento de un hijo. Las muertes de quienes se llevaron con ellos parte de ti. Lo que hiciste, y te equivocaste, y no pudiste deshacer. Las palabras que alguien te dijo y enderezaron tu camino o lo desviaron… Todo eso son marcas: las constantes que no se olvidan. El tiempo pasa a medirse entre el que pasó antes y el que pasó después…”

El lenguaje usado por el autor es adecuado a la época sin ser de la época, verosímil, pensado para hablarle directamente al lector. Los tempos están marcados para que fluya el relato con pausas estudiadas que permitan al lector asimilar hechos e ideas, y entender a los personajes. Las reacciones humanas son retratadas fielmente, con gran madurez y profundidad psicológica; los caracteres disímiles, los ideales contrapuestos, mostrados con fidelidad histórica, trazando el mapa de una España dividida y beligerante. La oposición masculino/femenino, motor de nuestras vidas, siempre está presente. Los pensamientos y las creencias varían, los sentimientos permanecen a través de los siglos. Deseo, ambición, honor, pasión, lealtad, violencia y traición. Y son esos sentimientos, esas pulsiones las que hacen al lector reconocerse en algunos personajes, revelar semejanzas en otros de nuestro entorno, trasladar aquellas vidas a éstas y darse cuenta que desde hace siglos los humanos siguen cayendo en los mismos errores o descubriendo lo que creen nuevos aciertos. Siguen enamorándose de quien no deben, enfrentándose a enemigos que no lo son o ignorando a los verdaderos enemigos. Admira la madurez del autor al mostrar a unos y otros sin escorarse en bandos, sin convertir el discurso en uno más de buenos y malos. Más que novela histórica, sería mejor entenderlo como una novela de reflexión sobre el alma humana. Y ¿qué mejor pilar para construir este edificio que releer el poema de Jorge Manrique?.

 Rafael Álvarez Avello (Madrid, 1969) es abogado de oficio, licenciado por la Universidad Complutense de Madrid. Fue profesor de esa misma Universidad durante 19 años. Nacido en una familia que ha dado siempre mucha importancia a la tradición oral, descubrió muy pronto que la mejor forma de comunicar es a través de un buen relato o de un cuento. Ha escrito tres libros, Recuerde el alma dormida es el primero en publicarse.


Fuensanta Niñirola





-->

Etiquetas

 Mis Reseñas (1) Antología (3) Anuncios y Notas (1) arqueologico (1) arte (1) Artículos literarios (2) Articulos viajes (1) autobiografía (5) Cartas (2) ciencia ficción (1) Clásicos (1) Comentarios Artísticos (8) Comentarios Cinéfilos (11) Comentarios Cotidianos (7) Comentarios especiales (9) Comentarios Literarios (5) Comentarios Nostálgicos (6) comentarios poéticos (3) Comic (1) Cómic (2) Conferencias (1) cuento (2) Cuentos Ilustrados (1) Drama (1) ensayo (11) Ensayo arte (1) Ensayo biografico (13) ensayo histórico (6) Ensayo literario (6) Ensayos arte (1) Entrevistas (2) Eventos (33) Eventos artísticos (2) Eventos Literarios (35) libro ilustrado (2) Libros de viajes (3) literatura viajes (3) lliteratura de viajes (1) Memorias (3) Microrrelatos (1) Mis lecturas (9) Mis Reseñas (465) mitologia (1) mitología (2) naval (1) Notas (1) Novela (66) novela aventuras (11) Novela biográfica (6) novela ciencia ficcion (1) novela corta (11) novela de viajes (1) novela decimonónica (7) novela del oeste (3) Novela épica (1) novela fantástica (3) novela historica (34) Novela histórica (29) Novela histórica naval (17) novela intriga (17) novela japonesa (2) Novela polciaca (7) Novela policiaca (4) novela psicológica (1) Otros (1) POESIA (1) poesía (4) Recomendaciones literarias (2) Reflexiones literarias (1) Relato (8) relato histórico (1) relato mitologico (1) relatos (10) Relatos Oeste (1) Relatos. (13) Relatos.  Mis Reseñas (3) Reportaje (1) reportaje biográfico (2) reportaje viajes (3) reseñas (1) Reseñas (1) Teatro (1) Textos Memorables (4) Thriller (6) Western (7)

Seguidores

Follow by Email

Archivo del blog