UN PASEO POR LAS LETRAS Y POR LAS ARTES: AZUL EN LA MIRADA Y TIERRA BAJO MIS PIES.

NIÑIROLART

NIÑIROLART
Mi pagina de arte en facebook

15/10/14

EVENTO LITERARIO VALENCIANO

PRESENTACIÓN DEL LIBRO COLECTIVO DE RELATOS 

POR AMOR AL ARTE

DEL GRUPO GENERACIÓN BIBLIOCAFÉ.

En una agradable y templada tarde valenciana, mientras negros nubarrones que cruzaban sobre la ciudad, pero sin soltar el agua que contenían, tuvo lugar ayer un esperado evento literario. Gran cantidad de público se concentró en el Centro del Carmen, donde se presentó el libro colectivo de relatos "Por amor al arte", escrito, editado y publicado por la llamada Generación Bibliocafé, o más bien, por una parte de ella. En la sala se apiñaban autores, parientes y amigos, muchos miembros del grupo que no han participado en este libro, pero sí en los anteriores, …o preparan ya el siguiente, que ya está en proyecto.

En la mesa estaban, por orden de intervención: Mauro Guillén, editor y alma del grupo; Susi Bonilla, una de las autoras incluidas en el libro y miembro del grupo desde el primer día; Horacio Silva, artista plástico y autor de las cubiertas e imagen interior del libro; Javier Lacomba, copartícipe del libro, y finalmente, Dolores García, que, además de colaborar con un relato en el libro, nos regaló una interesantísima charla sobre Leonardo da Vinci y la Gioconda.



La intervención de Mauro trató de la constitución del grupo, haciendo un poco de historia de las siete (ocho, con la presente) publicaciones hechas hasta el momento, habló de la influencia del antiguo local de Bibliocafé, la separación tras el cierre, la presentación del grupo en Librería Lé de Madrid,  la reorganización para seguir escribiendo y publicando como grupo, incluso incorporando nuevos autores.
Pasó después a saludar el espacio que nos recibía y contenía: esta antigua Iglesia y Convento del Carmen, fue posteriormente la sede de la Facultad de Bellas Artes San Carlos, donde muchos grandes pintores valencianos estudiaron e impartieron sus clases. Actualmente el edificio aloja el Museo del Siglo XIX y varias salas de Exposiciones temporales. Espacio, por tanto, ideal para un libro cuyo tema es el arte y los museos. Agradeció, pues, a los directivos del Centro que nos hayan posibilitado presentar en él.
Se explayó más adelante Mauro constatando que de un comienzo con nueve personas (entre las que me incluyo), hemos pasado a casi cincuenta. Y del marco exclusivamente valenciano nos hemos expandido por la geografía española: Madrid, Málaga, Tenerife… sumándose autores de ya reconocida calidad que nos han espoleado y han hecho subir el nivel paulatinamente. También destacó a los nuevos colaboradores que aparecen ya en este libro: la autora valenciana Rosa Pastor, el madrileño Víctor San Juan, autor con una larga lista de publicaciones de tema naval, y la sorprendente y jovencísima novel Ana, hija de Josep Asensi, miembro del grupo.
Citó  la honda impresión que le había causado Horacio Silva y agradeció su entusiasmo y su colaboración; citó también a Rafa Sastre, que sugirió el título del libro. Y encomió la colaboración de la correctora Ángeles Pavía, que con este libro se estrena con nosotros. Finalmente nombró, uno  por uno, a todos los que hemos participado en el libro con nuestros relatos.
(Aplausos)
Pasó a intervenir Susi, centrando su atención en el título del libro, que calificó de juguetón y metafórico, aunando a los que se dedican a algo que les gusta, como es escribir, ofreciendo su disfrute a los lectores, y el desinterés con que se hace, cuando lo que se busca no es tanto ganar dinero como ganar lectores. Hacer algo por amor, por altruismo,  siempre resulta un placer.  Agradeció a Horacio Silva su desinteresada y magnífica aportación, recordando con emoción el momento en que el artista les abrió la puerta de su estudio y el estupendo rato que pasaron en su compañía.
(aplausos)
Intervino Horacio, emocionado de estar en un espacio entrañable para él,  donde estudió y comenzó a impartir sus clases. Nos explicó que, a pesar de no ser habitual en él la ilustración, había acogido el proyecto con mucha ilusión. El título le llevó directo al corazón, sede literaria de los sentimientos amorosos: corazón que palpita por amor. Muchas cosas se pueden decir del corazón, pero el artista prefiere mostrarlo, con su estilo habitual. Y elige dos corazones con dos fondos fuertemente llamativos, por ser el contraste rojo/verde, colores complementarios. Y no contento con elegir un cuadro ya realizado, se embarcó en diseñar otro corazón, un corazón (que podemos ver en el interior del libro), exudando colores en su palpitar.

(aplausos)
Javier, conocido por sus escritos de misterio y terror, nos hizo removernos en el asiento al recordar que la sala donde estábamos reunidos, en tiempos fue cripta y más tarde sobre ella se estableció una sala capitular, donde los monjes del convento se reunían a deliberar y celebrar con sus cánticos las fiestas religiosas. Posteriormente la sala ha acogido todo tipo de manifestaciones artísticas, musicales, etc.,  constatando que había muchos escritores en la sala y percibía buenas vibraciones. Después se explayó con el tema de la creatividad como algo consustancial a la humanidad que, sintiéndose mortal, necesita perpetuarse haciendo realidad sus sueños, por medio de la creación. Y de ello pasó a la noción de pertenencia, de cómo se forma un grupo como este, que tiene en común el placer de contar historias y ofrecerlas, con amor, de todo corazón, a los demás.
(aplausos)
Cerró el acto Dolores, aclarando que aquello era más una celebración que una presentación. Y nos deleitó con una charla, acompañada de imágenes proyectadas en pantalla, sobre una pintura que se realizó, según vino a demostrarnos después, por amor al arte. Hizo una breve semblanza de Leonardo, virtuoso renacentista que frecuentaba muchos campos por puro interés de saber, de investigar, por lo que destacó en diversos aspectos, no solo el pictórico que le conocemos mayoritariamente, sino en aspectos científicos, ingeniería, biología, gestión de eventos festivos para los grandes señores que le reclamaban. Pero cuando vino a pintar la Gioconda, el cuadro nunca fue entregado (y por ende, cobrado) conservándolo Leonardo hasta su muerte.  El desarrollo de estas teorías y otras más sobre la vida de Leonardo y los secretos que encierra esta pintura está contenido en dos libros escritos y publicados por Dolores, una novela y un ensayo con aceptación internacional.
(Aplausos y fin de fiesta)
Una vez finalizadas las intervenciones, el público se mezcló con los ponentes, con los autores, se hicieron las fotos de rigor, y Jose Luis Rodríguez, nuestro librero, estuvo al frente de su pequeña tienda en la entrada, llenas de nuestros libros con corazón. Nos reencontramos con los amigos, a los que quizás no habíamos visto desde antes del verano…y se dio por comenzada la temporada.



 Fuensanta Niñirola/ Ariodante

13/10/14

BALZAC, SIEMPRE BALZAC

EUGENIA GRANDET
Eugénie Grandet, histoire de province



HONORÉ DE BALZAC
Prólogo: Mario Vargas Llosa
Trad. y notas: Mauro Armiño
Ed. Siruela, 2010
En esta novela Balzac nos muestra su grandeza literaria y moral. En ella, situada en la época de la Restauración, al mismo tiempo que muestra la vida provinciana, por contraste con la de la capital, hace una breve historia de la ascensión social de Félix Grandet en un pueblito francés de provincias, Saumur. Ascensión que podría ser el arquetipo de cómo otras muchas fortunas se crearon a la sombra de la revolución y de Napoleón.  De tonelero, Grandet pasa a ser un hábil negociante, rico terrateniente y millonario… pero tiene un grave defecto: la avaricia. Lo que podría considerarse beneficioso como hombre emprendedor, lo mancilla con esa obsesión por el refulgir del oro, puesto que no solo él, sino toda la familia (esposa, hija y Nanon, la criada) ha de sufrir las inconveniencias de ese carácter insano. El personaje de Nanon es el contrapunto: es, por así decirlo, la asistente, la “todoterreno” personal de Grandet, la que le soluciona asuntos por la puerta de servicio. Fiel al jefe, pero también a la esposa y sobre todo a la hija de la familia, ayudará a unos y a otros, manteniendo el frágil equilibrio de la casa. Mientras Eugenia y su madre viven en un mundo ficticio, envueltas en el celofán de la ignorancia y la ingenuidad, Nanon representa la realidad, los pies en tierra, el Sancho  de la historia.

A la sombra del avaro, su esposa es una santa mujer que no solo ha aportado su fortuna personal sino que le aguanta el endemoniado carácter a un hombre que, nadando en dinero, le regatea la lumbre de su chimenea o de su vela nocturna, la harina del pan o los contados terrones de azúcar. La única hija (hasta en eso ha sido avaro), Eugenia, alma cándida, inocente y amorosa que respeta a su padre y le obedece en todo, será la imagen central de la historia, eje sobre el que gira la narración. Ignorante de la fortuna de su padre y de sus manejos, insensible al dinero, Eugenia solo reaccionará  cuando se encuentre ante el amor.
Dos familias de Saumur se disputan los favores de Eugenia, o mejor dicho, de la futura herencia de Eugenia: Des Grassins, banquero de Grandet, que quiere casarla con su hijo Adolphe; Cruchot, abogado de la familia, que quiere casarla con su sobrino Cruchot des Bonfons.  Pero el amor llegará en la figura de su primo Charles, procedente de París. Un primo rico y poderoso pero que de repente se encuentra envuelto en la miseria y ahogado de deudas. La primera admiración de Eugenia se torna compasión y finalmente, amor apasionado. Y la pasión, ya sabemos, emborrona el juicio. Por su amado se enfrenta a su padre, precipita la desaparición de la madre y finalmente, la muerte del viejo avaro deja a Eugenia al frente de una inmensa fortuna…pero sin amor. Charles llega, enamora y desaparece durante años sin dar noticia. Años en los que su tío Grandet ha estado toreando a los acreedores con una serie de burocracias y papeleos, a la espera de que fuera él mismo quien resolviera su economía. Cuando finalmente retorna, ya ha muerto su tío.  Pero Charles ya no es el mismo que Eugenia ha estado esperando y amando día a día, hora tras hora. Sin embargo, aún Eugenia cerrará esa puerta con un acto de magnanimidad amorosa: cancelará las deudas del primo para que este pueda hacer un ventajoso matrimonio parisino. Y después, se resignará a vivir de recuerdos y de caridad, hará un casto matrimonio de conveniencia y enviudará joven. Balzac no cuenta más, porque ya ha dicho lo que tenia que decir. Se ha escrito mucho sobre esta obra, y no me alargaré tampoco.

La edición de Siruela comienza con una serie de jugosas citas de Italo Calvino sobre la lectura de los clásicos. En el prólogo, Vargas Llosa hace una breve glosa de la vida y obra del gran escritor francés, todo un personaje y con una amplísima obra, reunida en su proyecto de La Comedia Humana. Finalmente, el traductor hace una serie de aclaraciones sobre las diversas ediciones de la obra, y las correcciones y cambios continuos del autor. Eugenia Grandet fue publicada por primera vez en el semanario L'Europe littéraire en septiembre de 1833, primer año de la revista. En 1834 se publicó ya en forma de libro, en el tomo V de los Études de moeurs au XIX e siècle; más tarde, en 1839, en la editorial de Gervais Charpentier, con una dedicatoria a la que había sido amante de Balzac: Maria du Fresnay. En la edición Furne, de 1843, la novela formaba parte de la serie La comedia humana, en el primer volumen de Escenas de la vida provinciana.  Se han hecho versiones cinematográficas de esta novela, siendo la de Mario Soldati en 1946, (con una magistral Alida Valli en el papel protagonista) una de las más convincentes.


Ariodante


6/10/14

SHAKESPEARE O NO SHAKESPEARE

SHAKESPEARE
The World as a Stage
BILL BRYSON
RBA Libros, 2009


¿Ha existido realmente Shakespeare?¿De quién es el retrato Chandos, que generalmente tomamos como suyo?¿Era cojo, como parece aludirse en los Sonetos? ¿Escribió todas esas obras que hoy encontramos bajo su nombre, o ha sido, por el contrario, el «negro» de otros autores? ¿Es verdaderamente el autor se los Sonetos? ¿Como ha podido escribir tanto y tan bien sin tener estudios, o al menos sin que haya constancia de que los tuviera? ¿Cual era su orientación sexual, que queda en entredicho en los Sonetos?¿Era Shakespeare una mujer o eran varias personas bajo un seudónimo?¿Fueron Marlowe o Bacon el autor real de todas esas obras que se le atribuyen? Sabemos realmente tan poco de él …Bryson dice de su objetivo al escribir este ensayo: «este libro no se escribió tanto porque el mundo necesitara otra obra más sobre Shakespeare como porque lo requería la serie. La idea que lo sustenta es sencilla: se trata de determinar qué puede saberse de Shakespeare sin recurrir a la especulación. De ahí que sea tan delgado.»
 
Este libro es un ensayo en la mejor acepción del término. El autor investiga, explora, tantea, sugiere ideas, y, sobre todo, desmiente muchos bulos con la táctica de refutar, a base de datos evidentes y aplastantes una por una, todas las leyendas y descabelladas afirmaciones que sobre el gran dramaturgo se han hecho y se siguen a veces manteniendo. Consigue que veamos absurdas e ilógicas muchas teorías sobre Shakespeare que han sido apoyadas por personas o personajes aparentemente fiables. Y consigue que nos parezcan, asimismo verosímiles otras explicaciones, si bien insiste continuamente es que no se puede afirmar nada en ausencia de pruebas documentales.

Pero si bien es ese el eje central que ha conducido a Bryson a escribir este ensayo, para llegar a los puntos que quiere aclarar, antes de cada paso, lleva al lector de paseo por la historia, recreando el contexto en el que se movía la vida del bardo inglés. Siguiendo documentos, pruebas, hechos históricos demostrados, incluso algunos que afectaron a personas que apenas tuvieron relación con Shakespeare, pero que indirectamente pueden llegar a probar que no pudo hacer tal o cual cosa.
Así, como si de un escenario se tratara (el subtítulo de la edición original es El Mundo como Escenario) asiste el lector a la escenificación de la Inglaterra isabelina y jacobina hasta en sus más nimios detalles, lo cual resulta un paseo muy ilustrativo e interesante, ya que además de la vida de Shakespeare, muestra otras vidas, y, sobre todo, el modo de vida habitual: el campo, la ciudad, el mundo del teatro, las controversias religiosas, la vida doméstica, el lenguaje...todo entra bajo la lupa de Bryson.

Capítulo a capítulo sigue la trayectoria vital de Shakespeare, con mil oportunas digresiones, que vienen como anillo al dedo, empezando por el propio retrato, la imagen que nos hemos hecho de una persona que, si nos apuramos, no sabemos realmente qué aspecto físico tenía, aunque podamos imaginar qué aspecto podría tener.«De las pocas certezas que tenemos de la vida de Shakespeare, una es que su matrimonio duró hasta su muerte; la otra, que mientras pudo envió gran parte de su patrimonio a Stratford, lo cual no demuestra necesariamente la solidez del vínculo pero aún menos lo pone en duda.», nos cuenta Bryson, y también que «en 1582 aparecen registradas en la zona siete familias Shakeshaft, de las cuales tres como mínimo contaban con un William entre sus miembros. La verdad es que hay que hacer un acto de fe para suponer que el William Shakeshaft mencionado era realmente el joven Will de Stratford» y analiza entre otras cosas, las múltiples variantes del apellido que incluso en firmas del propio bardo, cambiaba memorablemente.
En el capitulo titulado Los años perdidos, 1585-92, en realidad nos cuenta el autor más sobre el Londres de la época, y se explaya en ello…porque de Shakespeare no se sabe nada. Desaparece, en esos años. Es a partir del año 92 en que empieza a sonar su nombre en Londres, ligado al teatro. Y del teatro y los teatros de Londres nos informa con todo detalle Bryson: «Al parecer, Shakespeare nunca dejó de actuar (a diferencia de Ben Jonson, que dejó de hacerlo en cuanto se lo pudo permitir), pues figura como actor en documentos datados en 1592, 1598, 1603 o 1608, es decir, prácticamente desde el principio al fin de su carrera.»
Trata a fondo el tema de las obras, siempre de un modo en el que el lector no especializado pueda seguirle. Estudia no solo las circunstancias de la escritura y publicación, el famoso Primer Folio, primera publicación fiable del conjunto de la obra shakespeariana. «No sabemos ni remotamente -dice Bryson- cuánto tiempo trabajaron Heminges y Condell en el proyecto, pero hubieron de pasar siete años desde la muerte de Shakespeare antes de que, en el otoño de 1623, el volumen estuviera listo para imprenta. En rigor se titulaba Comedias, Historias y Tragedias de Mr. William Shakespeare, pero desde entonces —o casi— se lo conoce como Primer Folio.» Es muy jugoso todo lo que Bryson cuenta acerca del caos editorial en que se vieron las obras de Shakespeare al irse publicando. Maravilla que hayamos podido acceder a ellas en buenas condiciones.
El análisis del lenguaje usado por el dramaturgo requiere mención especial, ya que Shakespeare aportó numerosos neologismos y expresiones novedosas a la lengua inglesa, y ahí Bryson se explaya citando una larga serie de palabras y expresiones. Como también abunda en el análisis los famosos Sonetos, tan oscuros y misteriosos como la propia vida del bardo.

«El genio de Shakespeare no se centraba en los hechos sino en la ambición, la intriga, el amor, el sufrimiento, cosas que no se enseñan en la escuela.» arguye el autor para contestar a aquellos que acusan al dramaturgo de contradicciones, errores históricos y falta de conocimientos escolares. Y no tenia problema -como nunca lo tuvo Picasso- de tomar prestadas historias que otros habían contado previamente, rehacerlas y presentarlas de grandeza y distinción. Lo que caracteriza su obra es la «percepción concluyente y palpable del poder traspasador del lenguaje». En ese punto, los genios siguen la norma picassiana de «no busco, encuentro».

Otro capítulo se ocupa de las múltiples leyendas negras que han vertido su veneno sobre el poeta y dramaturgo inglés, desmontándolas todas, principalmente aquellas que se referían a la autoría de Shakespeare. Se ha dicho y mantenido que Bacon, Marlowe, y otros podrían haber sido los verdaderos autores de la obra shakespeariana. Bryson acaba con todos.
Ciertamente, el escritor sobre el que se han vertido ríos de tinta durante siglos, está rodeado de un halo de oscuridad, una ausencia de datos verdaderamente desconcertante. Y ello ha llevado a muchos a especular sobre su vida y milagros, lanzando las hipótesis más absurdas o las teorías mas improbables como si fueran hechos consumados.
Bryson, armado de sentido común y un buen humor muy loable, desmonta todos estos tinglados, simplemente llevando al lector a mirar alrededor de Shakespeare, a comprender por qué las cosas no podían haber sido como se le imputan, incluso los aspectos más controvertidos o problemáticos. Un librito altamente ilustrativo, pleno de humor y muy didáctico.

 William McGuire "Bill" Bryson (1951) es un escritor británico nacido en Iowa, Estados Unidos, autor de divertidos libros sobre viajes, sobre la lengua inglesa y de divulgación científica. Ha vivido la mayor parte de su vida adulta en el Reino Unido, donde reside actualmente. Su obra más famosa es Una breve historia de casi todo.



Ariodante


Seguidores

Follow by Email

Archivo del blog