22/9/09

JULIA / SOMERSET MAUGHAM

Reseña publicada en Anika entre libros:
William Somerset Maugham (París, 1874-Niza,1965) fue novelista, dramaturgo y escritor de cuentos británico, uno de los escritores más populares de los años 30 y el mejor pagado. Aunque nació en parís, al hacerlo físicamente en la Embajada, ya que su padre trabajaba allí como abogado, puede considerarse como nacido en territorio británico. Su madre, francesa, murió poco después de darle a luz. Y dos años más tarde, muere su padre. De su infancia se ocupó un tío suyo, vicario en Kent. Sus años de internado fueron muy desagradables, y Willam desarrolló una tartamudez nerviosa que le duró toda la vida. Se le discriminaba por su acento francés y por su baja estatura, con lo que se acostumbró al sarcasmo y a esconder sus sentimientos. Estudió medicina: "Vi hombres morir. Los vi sufrir dolor. Aprendí qué era la esperanza, el temor y la ayuda..." Maugham vio claramente, una y otra vez, cómo es de corrosivo el padecimiento para los valores humanos, como la enfermedad vuelve hostil y amarga a la gente, y nunca lo olvidó. En 1897, publicó su segundo libro, que tuvo bastante éxito y le decidió a dedicarse a lo que era realmente su deseo: la literatura. En 1914 ya era un autor muy conocido y exitoso. Su obra más conocida, Servidumbre Humana, la escribió en 1915, y se la considera como la más autobiográfica.
En esta época conoció a Frederick G. Haxton, con el que mantuvo una relación que acabó cuando Haxton murió en 1944. Al mismo tiempo, se relacionó con Syrie Wellcome, con la que tuvo una hija, Liza, y aunque posteriormente se casaron, su matrimonio fue conflictivo y se divorciaron en 1928. Su inclinación bisexual impregna su obra. Realizó muchos viajes por todo el mundo, y también trabajó para el servicio secreto británico en Rusia, en la década del 1917 a 1928. Finalmente se estableció en el Sur de Francia.


Julia, la novela que presentamos, y cuyo título original, Theatre, es en mi opinión mucho más representativo de lo que se nos cuenta, es por su forma una narración sobre la vida de una famosa actriz británica de la primera parte del siglo XX. De hecho, se sitúan los hechos alrededor de los años 30. Comienza con varios flash-back, en los que Julia Lambert recuerda sus comienzos en el teatro y los de su marido, Michael, así como la historia de su encuentro y casamiento. Narrada en tercera persona, pero desde el punto de vista de la protagonista, con constante expresión de sus pensamientos, que suelen estar en contradicción de sus actos, como buena profesional de la farándula, nos muestra un abanico de personajes del mundo teatral y los que le rodean, aristócratas y burgueses de alto nivel que se sienten atraídos por este mundillo y a los que les gusta sentar a un actor/ actriz en su mesa y resulta muy chic en sus fiestas.

La acción comienza cuando Julia, ya cercana a la cincuentena, acostumbrada a unas rutinas y a una vida profesional y familiar contenida, se siente rejuvenecer al conocer a un joven ambicioso, apenas es mayor que su propio hijo. Este encuentro trastoca su vida y hace tambalearse hasta su actitud en el trabajo, además de crear complicaciones en los que le rodean. Llegado a un punto, se le hace necesario distanciarse de todo para reflexionar sobre su vida y su trabajo, sobre cómo la ven los demás y cómo se ve ella misma. Una breve charla mantenida con su hijo, con el que siempre ha estado muy distante, le hace ver una realidad que la perturba mucho más que sus desventuras amorosas. Finalmente, vuelve al teatro que es su vida, mientras que su vida es, para ella, una ficción.

Novela de muy agradable y amena lectura, que además de mostrarnos el mundo del teatro y de contarnos una historia de amor y desamor, nos introduce en un ámbito en el que la noción de realidad de mezcla con la de ficción. La protagonista, Julia Lambert, una gran actriz, vive en un mundo ficticio que toma por real, pero ¿cuál es el mundo verdaderamente real? A lo largo de su vida descubre que los comportamientos de los que le rodean son absolutamente ficticios, hipócritas o simplemente, engañosos. Todo el mundo, la sociedad, pertenezca o no al teatro, tiene una fachada que oculta una realidad muy distinta y contradictoria. Todos participan de doblez y la contradicción. Y ella, acostumbrada a mentir y a convertir la vida real en ficción, cae en las mismas trampas que los demás le tienden al creerles reales. Su marido, un apolíneo frío como el hielo, al que sólo le interesa el negocio del teatro; sus amantes que aparentan pasión son finalmente impotentes o buscan otros fines, las amistades que la elogian tratando de conseguir acceso a niveles superiores en la escala social, las aspirantes a actriz que quieren un papel,...en fin, todo ello le lleva a no creer en nadie salvo en sí misma, y en sí misma cuando actúa, porque es cuando ella domina su mundo.

Incluso cuando se refugia con su madre y su tía, en un momento de depresión y de inquietud, tampoco puede mostrarse tal cual es, o tal cual cree ser, ya que ambas prefieren una ficción políticamente correcta que no les origine complicaciones. Su hijo Roger, que es el único que desinteresada y desapasionadamente le dice la verdad, es acallado porque ella no quiere aceptar esa verdad, que contradice a la suya, que es la ficción. Pero de su soledad hace su fuerza y de su trabajo su futuro. Y asegura, llena de entusiasmo: “Roger afirma que no existimos. ¡Pero si somos los únicos que vivimos de verdad! Los demás son sombras que nosotros hacemos tangibles. Somos los símbolos de esa lucha confusa y sin propósito que llaman vida, y sólo los símbolos son reales. Dicen que actuar no es más que ficción, cuando esta ficción es la única realidad”.

2 comentarios:

Gww dijo...

Otra entrada que tenía pendiente de lectura y otro libro del que conozco gracias a tí.

Parece muy interesante el tema de la vida como ficción y viceversa, cada cuál considera "su realidad" como "la realidad" y me gustaría ver cómo lo afronta el autor ya que en manos inexpertas se corre el riesgo de caer en el tópico. Así que habrá que leerse el libro.

Saludos.

ARIODANTE dijo...

Pues se lee de un tirón. Veo que estás haciendo los deberes, GWW, después de arreglar tu ordenata.

Etiquetas

 Mis Reseñas (1) Antología (3) arqueologico (1) arte (1) Artículos literarios (2) Articulos viajes (1) autobiografía (5) Cartas (2) ciencia ficción (1) Clásicos (1) Comentarios Artísticos (8) Comentarios Cinéfilos (11) Comentarios Cotidianos (7) Comentarios especiales (9) Comentarios Literarios (5) Comentarios Nostálgicos (6) comentarios poéticos (3) Comic (1) Cómic (2) Conferencias (1) cuento (2) Cuentos Ilustrados (1) Drama (1) ensayo (11) Ensayo arte (1) Ensayo biografico (13) ensayo histórico (6) Ensayo literario (6) Ensayos arte (1) Entrevistas (2) Eventos (33) Eventos artísticos (2) Eventos Literarios (35) libro ilustrado (2) Libros de viajes (3) literatura viajes (3) lliteratura de viajes (1) Memorias (3) Microrrelatos (1) Mis lecturas (9) Mis Reseñas (456) mitología (2) naval (1) Notas (1) Novela (64) novela aventuras (11) Novela biográfica (6) novela ciencia ficcion (1) novela corta (11) novela de viajes (1) novela decimonónica (7) novela del oeste (3) Novela épica (1) novela fantástica (3) novela historica (32) Novela histórica (27) Novela histórica naval (16) novela intriga (15) novela japonesa (2) Novela polciaca (7) Novela policiaca (2) novela psicológica (1) Otros (1) POESIA (1) poesía (4) Recomendaciones literarias (2) Reflexiones literarias (1) Relato (8) relatos (10) Relatos Oeste (1) Relatos. (13) Relatos.  Mis Reseñas (3) Reportaje (1) reportaje biográfico (2) reportaje viajes (3) reseñas (1) Reseñas (1) Teatro (1) Textos Memorables (4) Thriller (6) Western (7)

Seguidores

Follow by Email

Archivo del blog