14/10/12

NEVEROS GRANADINOS


LA HERMANDAD DE LA NIEVE

JOSÉ VICENTE PASCUAL

Ed. Evohé, 2012


La Hermandad de la Nieve es nombre muy bien elegido para una asociación que nunca existió, pero que muy bien podría haberlo hecho. Dicho gremio de tan refrescante denominación es utilizado por el autor como motivo e hilo conductor de la narración presentada en estas páginas, que relata la refundación del reino de Granada, una vez realizadas las capitulaciones de Santa Fe por los Reyes Católicos y marchado, cabizbajo, el rey moro Boabdil. Desde ese momento continúa –con saltos temporales entre una generación y otra― hasta el fin de la rebelión de las Alpujarras, donde los moriscos (cristianos nuevos, convertidos del islam al catolicismo más por cuestiones de poder político que por creencias) son prácticamente eliminados y dispersados por las tropas de Don Juan de Austria, por orden de su hermanastro el católico monarca Felipe el Segundo.
Tres generaciones de neveros ocupan la narración que Álvaro de la Santísima Trinidad  de Bayos recuerda en sus memorias, cuando ya es el tiempo en que la muerte le parece cercana. Álvaro de Bayos, su abuelo, fue el primer Maestro de la Nieve, fundador de la Hermandad; seguido de Álvaro Andrés de Bayos, Patriarca de la Nieve y padre del narrador. Tiempos gloriosos donde, del caos posterior a la guerra, surgió un negocio levantado con el esfuerzo, el sudor y el trabajo de unos hombres decididos a todo para poner en marcha una idea feliz: puesto que la nieve estaba allí, en lo alto de la Sierra, y era necesaria para muchas cosas: conservar alimentos, aliviar enfermos, procurar placenteras bebidas y refrescar las casas en el bochorno del verano, entre otras, Álvaro de Bayos, antiguo soldado de las tropas de Gonzalo Fernández de Córdova, decide establecerse en Granada tras doce años de servicio y dedicar su vida a la construcción de una empresa que consistirá en bajar la nieve de la sierra, manipularla según un secreto bien guardado entre sus hombres a través de generaciones, y distribuirla como hielo a todo aquel que en la ciudad de Granada estuviere dispuesto a pagar por él. Las familias potentadas, los gobernantes, los hospitales, e incluso el propio emperador Carlos V, en los meses que pasó en la ciudad, a la que pensaba convertir en capital del Imperio, fueron usuarios de tal servicio. Álvaro crea un equipo de bravos y duros hombres, regido por férreas leyes cuya trasgresión es terriblemente castigada.
Narración de carácter épico y legendario con pinceladas de mito, a lo largo de tres generaciones con su lectura asistimos a los progresos, conflictos y vaivenes de la Hermandad, así como al devenir de la sociedad granadina, escindida entre los cristianos viejos y los nuevos,  creándose un profundo abismo entre ambas facciones. No tanto por la religión, que era la excusa, cuanto por la desesperada lucha por el poder. Toda la novela trata de las luchas de poder en una sociedad escindida. La eterna guerra civil: los Benazara, cristianos nuevos,  rivalizan con los Bayos, cristianos viejos; los bandidos Alcantudes juegan un importante papel en su continua lucha desde la serranía.

Otros personajes conforman el conjunto, como lo son algunos de los neveros que cumplen un papel importante: como el capitán Martín Delavera, que ayuda al primer Bayos en los comienzos; Eliseo Cabañero, guardián de la cueva de los secretos;  los fieles Deogracias Meléndez y Herminio Saldaña; el cura Fray Hernán Carrasco; el licenciado Merino que enseña latines al último vástago de los Bayos; la silenciosa esposa Inesa y la parlanchina Laura Soledad; el capitán Diego Rivas, que dirige la lucha final de la montaña.
Hay, sin embargo, otra línea de discurso, que es la femenina, plena de misterio. No tanto referida a las esposas oficiales, cumplidoras de su papel de madres y amas de la casa. Componen estas otras mujeres una serie de personajes de corte más bien simbólico, que ejercen algo así como ángeles custodios que rodean a los protagonistas masculinos, vigilándoles y sustentándoles, como apoyo moral. La enigmática Señora que no Dice su Nombre, que dirige los destinos de la Hermandad desde la sombra;  Albia Domenica de la Santísima Trinidad, la joven venusina surgida de las aguas, que entrará en la familia de la mano del más acérrimo enemigo de la Hermandad y se convertirá en una bella mujer que atraerá al padre y al hijo, ejerciendo benefactora influencia sobre ambos; y finalmente, Adina/ Isabel de Santa María, niña-viuda que aparece montada en un mulo y con la que concluirá la historia, promesa de futuro. Las tres mujeres pertenecen a un nivel que trasciende la realidad y se sumerge en el mito, cargadas de un simbolismo que las conecta entre sí y que sólo se puede entender como tal, sin buscarle más que la poesía y la imagen que representan.

En suma, esta es la historia de Granada, y yo diría que, en realidad, es la historia de España, condensadas como la nieve, en un bloque de hielo donde todo se nos muestra a través del blanco y frío cristal tras el que atisbamos lo que puede estar sucediendo detrás, intuimos, además de sentir el frescor, todo un juego de damas o de ajedrez, el juego ancestral del poder, anclado en lo más hondo de la naturaleza humana.
A destacar la bella portada y en general, la edición, muy cuidada.

José Vicente Pascual (Madrid, 1956), es novelista y colaborador habitual en prensa. Ha publicado varios libros de relatos, adaptaciones de narrativa para jóvenes lectores y guiones teatrales. Entre sus novelas destacan La montaña de Taishán (premio Azorín, 1989), El capitán de plomo (premio Café Gijón, 1993), Palermo del cuchillo (premio Alfonso XIII, 1995), Juan Latino (1998), El país de Abel (finalista del premio nacional de la crítica, 2002), La diosa de barro (2006)Homero y los reinos del mar (publicada con el heterónimo de José Ferrer González, finalista en el premio de novela histórica Caja Granada, 2009), y Los fantasmas del Retiro (2011). La Hermandad de la Nieve es su última obra de narrativa histórica.



Ariodante






Etiquetas

 Mis Reseñas (1) Antología (3) Anuncios y Notas (1) arqueologico (1) arte (1) Artículos literarios (2) Articulos viajes (1) autobiografía (5) Cartas (2) ciencia ficción (1) Clásicos (1) Comentarios Artísticos (8) Comentarios Cinéfilos (11) Comentarios Cotidianos (7) Comentarios especiales (9) Comentarios Literarios (5) Comentarios Nostálgicos (6) comentarios poéticos (3) Comic (1) Cómic (2) Conferencias (1) cuento (2) Cuentos Ilustrados (1) Drama (1) ensayo (11) Ensayo arte (1) Ensayo biografico (13) ensayo histórico (6) Ensayo literario (6) Ensayos arte (1) Entrevistas (2) Eventos (33) Eventos artísticos (2) Eventos Literarios (35) libro ilustrado (2) Libros de viajes (3) literatura viajes (3) lliteratura de viajes (1) Memorias (3) Microrrelatos (1) Mis lecturas (9) Mis Reseñas (461) mitologia (1) mitología (2) naval (1) Notas (1) Novela (64) novela aventuras (11) Novela biográfica (6) novela ciencia ficcion (1) novela corta (11) novela de viajes (1) novela decimonónica (7) novela del oeste (3) Novela épica (1) novela fantástica (3) novela historica (32) Novela histórica (29) Novela histórica naval (17) novela intriga (17) novela japonesa (2) Novela polciaca (7) Novela policiaca (4) novela psicológica (1) Otros (1) POESIA (1) poesía (4) Recomendaciones literarias (2) Reflexiones literarias (1) Relato (8) relato histórico (1) relatos (10) Relatos Oeste (1) Relatos. (13) Relatos.  Mis Reseñas (3) Reportaje (1) reportaje biográfico (2) reportaje viajes (3) reseñas (1) Reseñas (1) Teatro (1) Textos Memorables (4) Thriller (6) Western (7)

Seguidores

Follow by Email

Archivo del blog