31/7/15

NAVEGANDO POR LAS FILIPINAS

EL VAPOR REINA DE CASTILLA
Operaciones en Filipinas
LUIS DELGADO BAÑÓN


Ed. Noray, 2015


A pesar de ser común la idea de que mediado el siglo XIX hay una ausencia de hechos navales destacables, por el contrario, el autor defiende que sí los hay y que hay que publicitarlos. Además de los expuestos en el volumen anterior –segunda guerra carlista y apoyo al Papa Pío IX contra Garibaldi-, hay que añadir la Guerra de África, la anexión de Santo Domingo a la Corona, las operaciones de castigo sobre México, importantes operaciones de guerra en las islas Filipinas contra los piratas moros, así como la presencia activa en Fernando Poo y las acciones llevadas a cabo en la lejana Cochinchina. Y para puntilla, en 1864 hallamos en el escenario marítimo del Pacífico una verdadera contienda contra Chile y Perú. Navega este nuevo volumen de la Saga Marinera Española por la tercera decena,  transportando al lector por rutas hasta ahora no visitadas por los protagonistas de la Saga, doblando el cabo de Buena Esperanza y surcando el Mar de las Indias hacia Oriente, en demanda de las islas Filipinas.
En cuanto a los personajes de la ficción, tras los sucesivos y necesarios fallecimientos, toman el relevo los dos protagonistas de la cuarta generación, primos Francisco y Beto, así como el pequeño Santiago, un joven guardiamarina que introducirá la quinta generación. Y en este volumen, será Beto Pignatti y Leñanza quien tome el principal protagonismo. Para olvidar su pasado reciente y restañar heridas morales, Beto se lanzará hacia delante con gran arrojo y valentía, recuperando poco a poco la confianza en sí mismo y el cariño familiar.

Comienza el primer capítulo con mucha fuerza, avanzando a toda máquina, para narrar una acción guerrera que funciona como aperitivo de lo que el lector va a encontrar más adelante. En capítulos posteriores se vuelve a 1850, tres años atrás. Y en esos capítulos el autor, como es habitual en la Saga, hace un breve recuento de hechos pasados para poner al día al lector, recordando los anteriores sucesos en la vida de Beto y familia. También se ocupa el autor de poner en antecedentes de la situación política vivida en aquel entonces, mediante las conversaciones de Beto con el capitán de navío Alfonso Desterra, su jefe en el nuevo destino en la sección de Eventualidades del Ministerio de Marina. Así se da cuenta de que la Real Armada había sido capaz de transformarse a fondo y era capaz de afrontar obligaciones de alto cuño en diferentes mares y continentes, condición difícil de creer pocos años atrás. En charlas con otros compañeros, Beto se va poniendo al tanto de muchas cosas, que en los inmediatos años anteriores había ignorado, por razones evidentes. El capitán de fragata Jacinto Zurrero, gran conocedor de las islas Filipinas, cuenta muchas historias en los descansos del trabajo, junto a los demás oficiales de la sección, teniente de fragata Ramiro Albendia y el mismo jefe, capitán de navío Desterra. Queda Beto impresionado por la labor llevada a cabo por el personal de la Real Armada en el archipiélago filipino durante los últimos cien años. Mas el protagonista tiene un desafortunado encuentro, que le lleva a adoptar una posición radical y a decidir por todos los medios alejarse de su familia residente en el Palacete de Montefrío. Moviendo cielo y tierra consigue un destino en las Filipinas.

La primera parte del libro desarrolla, además de estas cuestiones, la travesía marítima desde Cádiz hasta Manila a bordo de un mercante, la fragata Nuestra Señora de Aránzazu, en el que embarca nuestro héroe rumbo al Oriente en marzo de 1852. Con el ánimo por los suelos, sin embargo, Beto encuentra en el capitán Néstor Barjuán un amigo y un excelente profesional, con el que pasará horas, semanas y meses en inolvidable compañía. En el trayecto, costaneando África y navegando por el mar de la India,  habrá momentos emocionantes de fuerte tensión dramática, que devolverán la moral a nuestro decaído protagonista. Una espléndida maniobra guerrera es descrita por el autor, haciendo que el lector no pueda soltar el libro ni un minuto por la emoción vivida en sus páginas.
Una vez en Manila, y concretamente en el Apostadero Naval de Cavite, Beto se pone a las órdenes de su superior, brigadier de la Armada Ramón Acha, comandante general del Apostadero, con el que entabla una magnífica relación y el cual le pone al día en sus futuras funciones. Del mismo modo que con su mayor general, el capitán de fragata Isidro Barreda, con el que le unen relaciones más igualitarias y amistosas, constituyéndose en compañeros inseparables.
Finalmente recibe orden de incorporarse a una misión contra los piratas moros,  embarcando en el aviso de vapor Reina de Castilla, comandada por teniente de navío Antonio Francesc, que, a pesar de su juventud, mantendrá con Beto una saludable y respetuosa relación, informándole de los detalles del barco y la tripulación. La misión resulta exitosa, puesto que las batallas que se desarrollan y los encuentros con los piratas son claramente favorables a los españoles y Beto –así como los soldados bajo su mando- demuestran valor y firmeza en los ataques. La batalla de Balanguingui, cuyo inicio sirve de aperitivo del libro, en esta parte el autor la desarrollará por completo. Y además de esta batalla, hay otras acciones guerreras contra los piratas que conformarán decididamente la fama de Beto como un aguerrido y valiente militar, sobre todo en la captura de un famoso jefe pirata.
Pero no solo hay batallas, sino que la vida de Beto se ve envuelta en una serie de aventuras entre civiles (algunas de ellas femeninas) que llegan a poner en peligro su vida.
En suma, una buena novela, donde la historia y la ficción van parejas y en buen equilibrio, donde se mantiene la atención, el ritmo de la acción y el interés a lo largo de sus páginas. La introducción de ese nuevo escenario, Filipinas, abre una puerta al lector hacia nuevos mundos aún no conocidos en esta Saga. Mundos que, por lo que se nos anticipa, van a continuar en entregas posteriores.


Ariodante
2015










Etiquetas

 Mis Reseñas (1) Antología (3) Anuncios y Notas (1) arqueologico (1) arte (1) Artículos literarios (2) Articulos viajes (1) autobiografía (5) Cartas (2) ciencia ficción (1) Clásicos (1) Comentarios Artísticos (8) Comentarios Cinéfilos (11) Comentarios Cotidianos (7) Comentarios especiales (9) Comentarios Literarios (5) Comentarios Nostálgicos (6) comentarios poéticos (3) Comic (1) Cómic (2) Conferencias (1) cuento (2) Cuentos Ilustrados (1) Drama (1) ensayo (11) Ensayo arte (1) Ensayo biografico (13) ensayo histórico (6) Ensayo literario (6) Ensayos arte (1) Entrevistas (2) Eventos (33) Eventos artísticos (2) Eventos Literarios (35) libro ilustrado (2) Libros de viajes (3) literatura viajes (3) lliteratura de viajes (1) Memorias (4) Microrrelatos (1) Mis lecturas (9) Mis Reseñas (483) mitologia (1) mitología (2) naval (1) Notas (1) Novela (69) novela aventuras (13) Novela biográfica (6) novela ciencia ficcion (1) novela corta (14) novela de viajes (1) novela decimonónica (7) novela del oeste (3) Novela épica (1) novela fantastica (1) novela fantástica (3) novela historica (36) Novela histórica (30) Novela histórica naval (17) novela intriga (17) novela japonesa (2) Novela polciaca (7) Novela policiaca (4) novela psicológica (1) Otros (1) POESIA (1) poesía (4) Recomendaciones literarias (2) Reflexiones literarias (1) Relato (8) relato histórico (1) relato mitologico (2) relatos (12) Relatos Oeste (1) Relatos. (15) Relatos.  Mis Reseñas (3) Reportaje (2) reportaje biográfico (2) reportaje viajes (3) reseñas (1) Reseñas (1) Teatro (1) Textos Memorables (4) Thriller (6) Western (7)

Seguidores

Follow by Email

Archivo del blog